14.7 C
Morelia
domingo, julio 21, 2024

ADIÓS A ELECCIONES DE VERDAD

La dictadura ha cambiado externamente: hoy se etiqueta como democracia y la gente está controlada por medio de falsa seguridad.

Abhijit Naskar. Científico hindú

Los órganos encargados de organizar elecciones a nivel local, han sufrido un cambio en positivo con el paso de los años; hoy, están a punto de dar otro viraje, pero ahora en sentido opuesto, rumbo al precipicio.

Hasta los ochenta, las elecciones de carácter estatal eran organizadas en Michoacán por el mismo gobierno, a través de una comisión presidida ni más ni menos que por el secretario Gobierno. Hoy puede leerse esto como broma de mal gusto, pero así eran los procesos electorales para elegir alcaldes y diputados locales. Obvio, el resultado era mero trámite: el PRI siempre arrasaba. Para darle una mascarada democrática, el gobierno convocaba a un representante de cada partido político a dicha comisión.

La reforma electoral de los noventa generó la ciudadanización de los órganos electorales, comenzando por el nacional y en cascada la de los estatales. La “Comisión” electoral dio paso al Instituto Electoral de Michoacán, confirmado por ciudadanos cada vez más especializados en el tema electoral, pero ante todo, sin ligas, al menos evidentes, con ningún partido.

Y más allá de momentos desagradables, como por ejemplo el paso de Ramón Hernández, embarrado de sospechas de corrupción, puede decirse que el IEM en general ha entregado buenas cuentas. Su maquinaria está tan aceitada que no importa qué consejeros ciudadanos estén, el organismo camina a ciegas sin mayores contratiempos, entregando elecciones bien organizadas, pero sobre todo confiables y creíbles.

Pues hoy todo ese avance parece encaminado irremediablemente a irse por la borda, por la fobia que Andrés Manuel López Obrador le tiene a todo lo que huela a autonomía, pese a que un INE autónomo validó su ascenso a la Presidencia.

En efecto, después de la reforma al Poder Judicial, el tabasqueño tiene entre ceja y ceja al INE y a los órganos electorales de los estados. Sueña con que las elecciones vuelvan a ser organizadas y calificadas por el propio gobierno, es decir, sueña con acabar con las elecciones creíbles y confiables que hasta hoy tuvimos, al menos en las tres últimas décadas. Y así como la aplanadora de la 4T cumplirá el capricho del presidente aniquilando al INE, en Michoacán el gobierno de Alfredo Ramírez Bedolla ya alista la iniciativa tropicalizada para cepillar al IEM. En el Congreso del Estado incluso le sobran votos a su favor.

Así, claramente ese organismo tiene las horas contadas, y nosotros acudimos el dos de junio a la última elección de verdad. A partir del 27, volveremos a las patrañas de elecciones, con el gobierno como organizador y calificador, y desde luego con triunfos aplastantes de Morena. Si no, al tiempo.

Y a la pesadilla, a la actual, ya solo le quedan 82 días.

X@jaimelopezmtz

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí