19.5 C
Morelia
miércoles, julio 24, 2024

AMLO, HÉROE NACIONAL

Una dictadura es un país donde han sacado la política de la política.

Samuel Himmel

Lo de Claudia Sheimbaum deja muy atrás la simple zalamería, para ubicarse en una aberrante e indigna exaltación a la persona que adquiere tintes de deidad, propio solo de regímenes comunistas.

La propuesta, entendida como orden, de la presidenta electa de declarar el primero de julio como el día de la revolución de las conciencias, porque ese día de 2018 Andrés Manuel López Obrador ganaba la elección presidencial, es una manifestación del grosero culto a la personalidad que tanto llena el ego a los dictadores, pero que en tratándose de una “científica” suena, por decir lo menos, a contradictorio.

Le ordena incluso a su partido, Morena, que organice una consulta entre el pueblo bueno y sabio para definir cuál de tres opciones planteadas por ella, incluida la de la revolución de las conciencias, es la que deba quedar instituida para festejar el primero de julio.

¿Incluirá que ese día sea de asueto obligado, que la bandera esté a todo lo alto y que sea considerado oficialmente de fiesta nacional, como el 16 de septiembre, por ejemplo? Ya ni hablar de que el Banco de Mexico imprima billetes con la efigie de López Obrador, y que calles y poblaciones cambien su actual nombre por el del tabasqueño.

Ya en la borrachera populista, que sea designado oficialmente héroe nacional y que el país adquiera el nombre de México de la Cuarta Transformación. Digo, es propuesta de este reportero, ya instalados en el aniquilamiento del sistema democrático e institucional, e inaugurando la dictadura de la 4T.

Grosero y preocupante desplante de Sheimbaum, que va de vergüenza en vergüenza con tal de no contrariar al amado y, por lo visto, sempiterno líder y guía.

En todo caso, el indignante episodio ilustra lo por venir en el sexenio de “la científica”: populismo exacerbado, demagogia al extremo, mitología antepuesta a la realidad, superchería aniquiladora de la ciencia y el sentido común. En suma, otro sexenio de pesadilla. Si no, al tiempo.

Y a la pesadilla, a la actual, ya solo le quedan noventa días.

X@jaimelopezmtz

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí