17.5 C
Morelia
martes, abril 16, 2024

¿ASÍ DE FÁCIL, FIDEL?

jaimelopezSi el vaso no está limpio, lo que en él derrames se corromperá

Horacio (65 AC – 8 AC) Poeta latino

No se trata de entrevista, sino de un intercambio de comentarios vía WhatsApp, pero es reveladora la explicación que me da Fidel Calderón en torno a la “flexibilidad”, peligrosa flexibilidad diría yo, para el manejo de recursos financieros en la Secretaría de Gobierno, al menos en los tiempos en que él la encabezó, en el gobierno de Leonel Godoy.

Como se sabe, hoy la Secretaría de la Contraloría y la Procuraduría General de Justicia del Estado le tienen abierta una investigación penal por el presiunto manejo irregular de más de 69 millones de pesos, en su calidad de titular de Segob, aunque en global la indagatoria es por 211 millones presuntamente malversados en ese tiempo. Los 69 millones son atribuibles directamente a Calderón.

Este domingo, realicé un breve intercambio de comentarios  con él, vía WhatsApp, sobre el tema.

Primero, me comparte que “en 2013, la Secretaría de Finanzas informó a la Contraloría que TODOS LOS DOCUMENTOS SE PRESENTARON CON COMPROBACIÓN (las mayúsculas son de su autoría). Además el hermano de Silvano expidió recibos por más de 3 millones 179 mil pesos, es decir por casi un 10% de lo que presuntamente me observan”.

¿Y en calidad de qué se le daba a Antonio (García Conejo) dinero?, le pregunto.

“Pregúntaselo a él”, me responde.

Ok, le puedo preguntar a él, pero tú eras el secretario de autorizaba.

“Pero él fue el que solicitó”.

“…pero aquí el problema es para ti; pedir no es delito, yo puedo pedirte 20 millones de pesos. El problema es para el titular de una dependencia que los autorice sin soporte o de manera irregular. No se va a comparar la responsabilidad de quien pide, aunque sea irregularmente, a quien los autoriza, si tiene la encomienda de velar por el correcto y legal uso del dinero público. Para mí, está clarísimo eso”, le argumento.

A este último comentario mío, Calderón me responde que “la partida se ejerció observando siempre la normatividad aplicable. Para la Segob, esa partida se comprueba con la solicitud y el recibo, así lo establecen las reglas”.

Uff, si para que el manejo del presupuesto se ajuste a la norma, basta y sobra con que se compruebe una solicitud y su correspondiente recibo, eso explicaría entonces porqué estamos como estamos. Es dramática la laxitud con que puede cubrirse el recurso en la esfera gubernamental. Todo se reduce a emitir una solicitud y luego firmar un recibo. ¿Así o más fácil justificar la corrupción?

De ser cierta la facilidad que señala Calderón para justificar salidas de dinero en Segob, seguramente no tendrá problemas en deslindarse de cualquier acusación en su contra por malversación de dinero público: hubo una solicitud del mismo y luego quien lo recibió sólo firmó un recibo y asunto arreglado. Dramático si lo que dice es cierto. Dramático si no lo es, y él, Calderón, autorizó esa laxitud sacada de la manga para desviar dinero de Segob. Veremos. jaimelopezmartinez@hotmail.com twitter@jaimelopezmtz 

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí