27.5 C
Morelia
domingo, abril 14, 2024

DECISIONES ESTÚPIDAS

jaimelopezCuatro características corresponden al juez: escuchar cortésmente, responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente

Sócrates (470 AC- 399 AC) Filósofo griego

Nos lo vendieron como la panacea, como la solución a todos los males en materia de procuración e impartición de justicia, una llaga histórica en México, y está resultando un fiasco o, en el menos negativo de los términos, insuficiente para corregir ese déficit. Hablo, claro, del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Se estima en más de treinta mil los reos sujetos a proceso en cárceles de todo el país, por haber sido detenidos por portar armas de fuego en la vía pública, cuya liberación es inminente, luego de que la Corte determinara que deben recibir el beneficio del espíritu del Nuevo Sistema de Justicia Penal: cuando fueron detenidos, el delito era grave, por tanto, debían enfrentar su proceso en la cárcel; ahora, con la reforma, portar armas en la calle no es grave, es como una graciosada, y por ende los procesados se acogerán al cambio y seguirán su juicio en libertad.

Es decir, los ministros de la Corte tomaron la absurda decisión de permitir que más de treinta mil delincuentes salgan de las cárceles para seguir haciendo lo que mejor saben: asaltar y matar. Todo, porque el NSJP consagra un espíritu de deshabitar las cárceles, dejarlas solas, no importa que los delincuentes se vayan a las calles de nueva cuenta.

Aberrante la decisión de los legisladores cuando modificaron la ley para que ese delito dejara de ser grave, y aberrante que la Corte determine efectos de retroactividad en la medida.

Ambas decisiones reflejan que la clase política, de la que legisladores y ministros forman parte esencial, son una casta divina, una élite incapaz de identificarse con la realidad del 99 por ciento de los mexicanos, una casta que no sabe de inseguridad porque tiene escoltas al por mayor, que no sabe de injusticias porque no las vive. Por eso legisla de manera tan estúpida y por eso interpreta la ley de forma igualmente estúpida.

En un país donde ya casi todo mundo anda armado y donde cualquier diferencia, así sea nimia, se resuelve a balazos, es inconcebible que la clase gobernante no actúe en concordancia con esa realidad, y en lugar de hacer más drástica la sanción para quien anda armado, la reduce. Es el mundo al revés, es el país de las decisiones ilógicas, de las medidas absurdas. jaimelopezmartinez@hotmail.com twitter@jaimelopezmtz>

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí