16.5 C
Morelia
sábado, julio 20, 2024

EL DICHO DEL RECTOR

La justicia es ciega, pero a veces sorda y muda

Waldo L. Parra (1965-?) Novelista chileno

David Mendoza Armas, rector de la Universidad Virtual, es enfático en asegurar que no se ha violado la norma a la hora de autorizar títulos y grados presumiblemente patito, a él y a otros funcionarios de la institución. Refuta al líder sindical, Salvador Aguilar, al señalar que él y el personal no están calificados para evaluar los protocolos de certificación.

Acepta que Mariana Sosa, directora del Instituto de Educación Media Superior y Superior, y encargada de investigar las irregularidades denunciadas por el sindicato, es alumna del doctorado de la Univim, aunque rechaza que ello signifique un conflicto de interés. Por todo ello, el rector niega que la universidad esté en riesgo de perder prestigio y credibilidad. Asegura estar abierto a cualquier investigación.

Es el dicho del rector de una universidad en el filo de la navaja. Primero, las investigaciones deberán confirmar que la legislación permita equivalencias de materias entre diferentes careras, hasta por un ochenta por ciento, no setenta y cinco, como asegura el sindicato. Luego, habrá que probarse que su grado de doctor y el de los demás funcionarios acreditados por la misma universidad, cumplió el porcentaje de equivalencias que marca la ley. También deberá quedar claro que la legislación se aplica por igual a los funcionarios que a alumnos ajenos a la institución.

Lo que es un hecho, aunque Mendoza Armas diga lo contrario, es que es absolutamente falto de ética que Mariana Sosa investigue las referidas irregularidades. No puede ser juez y parte. Toda conclusión a la que ella llegue estará viciada de origen y no tendrá la menor credibilidad. Más aun, alimentará la percepción de impunidad y de que en realidad se trata de ocultar toda irregularidad.

Podrán ser ciertas las aseveraciones del rector Mendoza, inclusive que Sosa es una excelente alumna, pero si ésta encabeza las investigaciones la imagen de la Univim quedará maltrecha quizá de manera irreversible. En alguien debe caber la cordura y hacer las cosas como se debe. Hasta en tanto, la sombra de la duda estaré pendiendo sobre la Universidad, cual espada de Damocles.

Y a la pesadilla ya solo le quedan 256 días.

X@jaimelopezmtz

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí