13.4 C
Morelia
lunes, julio 22, 2024

EL PRI “DE LOS VALENCIA”

La confesión abierta de la dictadura, es mucho menos peligroso que la falsa democracia.

Wilhelm Reich (1897-1957) Científico austriaco

Alfonso Martínez no se tocó el corazón y este lunes se fue a la yugular del PRI “de los Valencia”. Advirtió, a pregunta de reporteros, que jamás buscará una alianza con el tricolor mientras al frente esté Guillermo Valencia que, dijo, fue “contratado” para dinamitar la alianza opositora en el proceso electoral, al menos en el caso de Morelia.

La dureza de los señalamientos del alcalde capitalino, deja en claro que en su camino al 27 no contempla pasar por la aduana tricolor. No por lo menos mientras Guillermo Valencia tenga el control de ese partido.

El término del “PRI de los Valencia” inevitablemente tiene la connotación de un grupo delincuencial, de mafias, pero es obvio que Martínez lo emplea con toda intención para denotar el nivel de bajeza en que cayó la dirigencia priísta en el pasado proceso electoral, porque efectivamente se prestó a hacer el trabajo sucio a Casa de Gobierno, pretendiendo tronar la alianza opositora que apoyaba al alcalde en su búsqueda de la reelección, que finalmente consiguió.

Es claro que el líder priísta espantó con el petate del muerto: su partido no es para nada determinante, más aún, tiene tal nivel de descrédito que el solo nombre evoca corrupción y significa una piedra para quien busca ganar una elección, sobre todo si no forma parte del partido. Los resultados de la elección en Morelia hablan por sí solos. Que el PRI apoye o no a un candidato, no le hacen a éste variar sus posibilidades de triunfo. El PRI se volvió un cero a la izquierda, o mejor dicho, Valencia así lo volvió. Pero con todo, le alcanzó para ofertarse a Casa de Gobierno. Lo que ésta haya “invertido” en comprar la colaboración priísta para desbarrancar a Alfonso Martínez, claramente fue dinero tirado a la basura.

Y ya Valencia amaga con ser candidato a la gubernatura en el 27. Es evidente que solo lo sería para volver a buscar dinamitar una muy probable candidatura opositora de Martínez. Empero, desde ahora éste parece ni sudar ni acongojarse, vista la real fuerza priísta. En el 27 la lucha, esa sí titánica, será 4T versus Martínez. Que Valencia y su partido apoyen a cualquiera de las dos fuerzas, será realmente intrascendente. Allá quien vuelva a dejarse engañar  por “la fuerza priísta”.

Y a la pesadilla, a la actual, ya solo le quedan 91 días.

X@jaimelopezmtz

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí