32.2 C
Morelia
miércoles, junio 19, 2024

EL RIESGO DE LA MAYORÍA SIMPLE

El peor mal de las dictaduras largas: la pérdida de toda experiencia política.

James Cameron (1954-?) Director de cine canadiense

Tan importante como la elección presidencial, es la de Senadores y Diputados federales, dado que es ahí, en el Poder Legislativo, donde pueden darse los peligrosos cambios legales con que sueña la 4T para terminar de fincar su dictadura, o bien, donde pueden frenarse.

Se da por descontado que el gran riesgo es que la 4T alcance dos terceras partes de asientos en ambas cámaras. Cierto. Eso sería una tragedia para el sistema democrático del país.

Empero, también una mayoría simple, cincuenta por ciento más uno, sería prácticamente igual de peligrosa, porque si bien las reformas constitucionales requieren 66 por ciento de los votos, López Obrador ha venido ensayando con una fórmula vil, pero que en una dictadura cabe perfectamente: modificar la Constitución mediante iniciativas orientadas a cambiar una ley en particular, con mayoría legislativa simple, pero que en el fondo buscan incidir en la Carta Magna, para lo cual se requiere tener un Poder Judicial a modo que avale dicha trampa.

Hasta hoy, la Corte ha frenado esos embustes del lopezobradorismo, porque aún tiene el número suficiente de ministros autónomos. El panorama cambiará en noviembre próximo, cuando un asiento quede vacante y para nombrar a su sustituto se repetirá la fórmula del año pasado: el Ejecutivo enviará, como dice la ley, una y hasta dos veces una terna al Senado a sabiendas de que no pasará, pero luego hará uso de su atribución para designar directamente al nuevo ministro, que será su incondicional. Así sucedió con Lenia Batres, hoy flamante pero ignorante y sumisa ministra. Con un solo espacio más en la Corte, Morena tiene suficiente para asegurarse que sus leyes, así sean inconstitucionales, no sean echadas abajo y entren en vigor.

Eso es lo alarmante. La 4T no requiere mayoría calificada en el Poder Legislativo, sólo simple y con eso tendrá para hacer añicos la Constitución y el engranaje jurídico que sustenta al país.

Sobre aviso, no hay engaño.

Y a la pesadilla ya solo le quedan 138 días.

X@jaimelopezmtz

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí