27.5 C
Morelia
domingo, abril 14, 2024

LA SALUD DE TENA Y DE LA UNIVERSIDAD

La política es el campo de trabajo para ciertos cerebros mediocres

Friedrich Nietzsche (1844-1900) Filósofo alemán

 

jaimelopezEn lo personal, es deseable que, como cualquier ser humano, Eduardo Tena Flores recupere su salud. Lo deseo en verdad, aunque no tenga la menor relación con él. Empero, es deseable también que su separación provisional de la dirigencia del sindicato de empleados de la Universidad Michoacana, justo por problemas de salud, fuera definitiva.

Insisto, que se le desee que recupere su salud, no debe minimizar el daño que Tena le ha hecho a la Casa de Hidalgo. Cierto, se trata de un líder no solo apoyado, sino idolatrado por sus huestes, porque en efecto les ha vuelto trabajadores de élite, en términos de las prebendas y conquistas salariales y de otro tipo que ha conseguido para ellos.

El problema es lo que ha hecho en detrimento de las finanzas nicolaitas. Cada conquista laboral de Tena, ha significado que dejen de equiparse laboratorios, que se cancelen programas de investigación, que no se amplíe la calidad de la educación que se brinda a los estudiantes, porque ceder a los históricos chantajes de Tena y su sindicato, ha obligado a los rectores en turno a desviar miles de millones de pesos.

De hecho, la crisis financiera que tiene hoy al borde de la quiebra a la Universidad, no puede entenderse sin el “aporte” de Tena y el Sueum, convertidos en auténticos depredadores de la economía nicolaita. Ello, no solo por las ofensivas conquistas laborales para su gremio, sino por saturar de plazas innecesarias la institución, metidas con calzador y bajo chantaje, muchas de ellas incluso producto de una venta, una práctica ilegal pero rutinaria en la Universidad.

Por eso, pocas cosas le vendrían tan bien hoy a la Casa de Hidalgo, como la separación de Tena, con todo y que seguramente buscará imponer a un incondicional al frente del sindicato, para seguir él maniobrando desde el exterior. Primero, un baño democrático sería como una bocanada de oxígeno a un sindicato que, como el de empleados universitarios, es prototipo del autoritarismo y las decisiones cupulares. Y segundo, para la Universidad cualquier cosa es mejor a que Tena siga al frente del Sueum. Así de fácil.

En aras de objetividad, también habrá que decir que en todo caso la responsabilidad no puede atribuírsele sólo a Tena, sino que ella es compartida con los rectores que le solaparon sus excesos. Faltos de pantalones, o faldas en algún caso, los rectores jamás tuvieron los arrestos para poner en su lugar al Sueum y a su líder, así llevaran entre ambos a la quiebra a la Universidad. Justo también es puntualizar que fue Salvador Jara el primer rector que tuvo el valor de poner un alto a Tena, práctica mantenida por Medardo Serna. Pero acaso haya sido demasiado tarde.

Reitero: ojalá recupere su salud, pero ojalá también Tena se jubile, pero de verdad, de la vida sindical. Ya mucho daño ocasionó a la Universidad. Veremos.

jaimelopezmartinez@hotmail.com twitter@jaimelopezmtz>

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí