21.6 C
Morelia
jueves, julio 18, 2024

MARIANA SOSA, OBLIGADA A EXCUSARSE EN INVESTIGACIÓN DE UNIVERSIDAD VIRTUAL

Hay un tribunal superior a los tribunales de justicia y es el tribunal de conciencia. Sustituye a todos los demás tribunales.

Mahatma Gandhi (1869-1948) Líder social y político hindú

Mariana Sosa Olmeda debe excusarse de encabezar la investigación respecto a los títulos y grados presumiblemente “patito” de la Universidad Virtual, por una sencilla pero contundente razón: es alumna de la institución, es decir, sería juez y parte en las indagatorias.

Luego de que el líder sindical de la universidad, Salvador Aguilar, denunciara un grave incumplimiento en la reglamentación que ha permitido que el rector y varios funcionarios hayan podido “acreditar” maestrías y doctorados con una facilidad a la que no tienen acceso los demás alumnos, Sosa Olmeda, en su calidad de directora del Instituto de Educación Media y Media Superior de Michoacán, se apresuró a anunciar que ella se encargaría de investigar la veracidad y la argumentación de dicha denuncia sindical.

Lo que no dijo fue que ella misma cursa actualmente el doctorado en Políticas Públicas, Gobierno Local y Desarrollo en la Univim. En su perfil de Facebook así lo explica. El líder sindical Salvador Aguilar, corroboró a este reportero que, efectivamente, Sosa Olmeda está inscrita en dicho doctorado. Este mismo lunes, el gobernador Ramírez Bedolla confirmó en su rueda de prensa que ella se encargaría de las investigaciones. Es claro que el mandatario no está enterado del evidente conflicto de interés en que incurriría la funcionaria.

Pero esté al tanto o no el Ejecutivo, Sosa está obligada a excusarse de investigar nada en la Universidad Virtual. Su cargo en el gobierno del estado le daría esa responsabilidad en automático, pero por ética debe hacerse a un lado por su calidad de alumna. Sería juez y parte. ¿Qué concluiría una investigación suya al respecto?, pues nada, que todo está en orden en la universidad, que sus títulos y grados están apegados a reglamento. Ni modo que fuera a señalar lo contrario, sería desacreditar ella misma su propio doctorado que cursa. Es burdo.

No actuar con ese mínimo de congruencia y ética profesional y académica, conllevará a que su “investigación” no tenga un gramo de credibilidad y, lo peor, a darle la última palada de tierra a la solvencia de la Univim que, entonces sí, sería galardonada como auténtica universidad patito y por ende sujeta al mismo destino que su antecesora en esa grave irregularidad, el Cidem: su desaparición. No hay de otra: la indagatoria debe realizarla quien sea que no esté vinculado a la institución. Solo así tendrá credibilidad. Veremos qué decide Sosa.

Y a la pesadilla ya solo le quedan 257 días.

X@jaimelopezmtz

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí