32.2 C
Morelia
miércoles, junio 19, 2024

¿POR QUÉ CLAUDIA NO?

La diferencia entre una democracia y una dictadura, es que en la primera votamos y luego tomamos órdenes, y en una dictadura no tenemos que perder el tiempo votando.

Charles Bukowski (1920-1994) escritor estadounidense

Por una sola razón: representa la continuidad.

Sí, continuidad en abrazar y no confrontar a los criminales, pese al sometimiento que éstos tienen ya del país entero. Una “política” que llegará a los doscientos mil asesinados en este sexenio, a los cincuenta mil desparecidos y a un número imposible de determinar de desplazados de sus lugares de residencia por la violencia.

Continuidad en el camino de la militarización del país, entregando millones de pesos a los altos mandos castrenses en obras y servicios ajenos a su función, a cambio de una lealtad prostituida.

Continuidad en el desmantelamiento del sistema de salud, que ha llevado a la peor crisis de atención médica y abasto de medicinas en el IMSS, el ISSSTE y en los hospitales de la Secretaría de Salud, federales o estatales; que hace cuatro años derivó en el peor manejo de la pandemia en el mundo, con 800 mil muertos, 300 mil de ellos evitables con un gobierno que hubiera antepuesto la ciencia a la superchería ideológica.

Continuidad de un gobierno pletórico de corrupción institucional y personal, que alcanza niveles de escándalo, y eso es ya mucho decir en un país con genética de corrupción. La Estafa Maestra fue cosa de niños comparado con el desfalco a Segalmex, y la Casa Blanca es asunto de risa si se le mide con “el clan” de los hermanos López Beltrán.

Continuidad en la desaparición de todos los órganos autónomos, incluidos los electorales, INE y TRIFE, además de la colonización del Poder Judicial hasta borrar todo vestigio de autonomía e independencia.

Continuidad en la aplicación de la receta de los dictadores: cero empleo, cero crecimiento económico, pero becas y vales de comida racionada solo para sobrevivir a duras penas, pero sin expectativa alguna de crecimiento, porque ser aspiracionista es pecado. Es decir, reproducir la pobreza porque a los pobres el gobierno siempre los va a tener con la mano extendida, mendigando un mendrugo y seguro que el voto a su favor está garantizado.

En síntesis, porque la doctora Sheimbaum representa la mejor garantía de que la pulverización del país no se frenará. Por eso, imposible verla como opción. Perdón, pero las cosas, como son.

Y a la pesadilla ya solo le quedan 139 días.

X@jaimelopezmtz

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí