13.3 C
Morelia
viernes, julio 19, 2024

¿QUIÉN MIENTE?

Debe haber una dictadura absoluta, una dictadura de pintores, una dictadura de un pintor, para suprimir todos los que nos han traicionado

Pablo Picasso (1881-1973) Artista español

El motivo del nuevo cierre de fronteras estadounidenses al aguacate michoacano, y ahora al mango también, es el incidente en el que se vieron envueltos dos inspectores representantes del gobierno de ese país la semana pasada en la comunidad de Aranza, cerca de Uruapan.

El asunto es que hay dos versiones sobre dicho incidente: una del gobernador Ramírez Bedolla y otra del Embajador norteamericano en México, Ken Salazar. El michoacano asegura que se trató de un bloqueo carretero en el que se vieron envueltos los inspectores, es decir, éstos no fueron víctimas directas. Salazar en cambio, afirma en un comunicado oficial que aquellos fueron retenidos y privados de la libertad.

Es evidente que hay notable diferencia entre ambas posturas. Quedar en medio de un bloqueo carretero por algunas horas es fortuito. Ser retenidos y privados de la libertad es ataque directo, no circunstancial.

Y no es cuestión de semántica o de interpretación exclusivamente, porque ahí radica la causa del cierre de fronteras al aguacate y al mango michoacanos. Si fue como dice el gobernador, estaríamos sin duda ante un abuso o mero pretexto del gobierno de Estados Unidos, porque quedar atrapado en un bloqueo carretero es molesto, pero no justifica la drástica medida, sobre todo si se toma en cuenta que los inspectores, al radicar en la zona aguacatera, seguro saben que el cierre de carreteras es una práctica común, que ya a nadie alarma.

Pero si fue como asegura el Embajador, evidencia entonces que la inseguridad, la criminalidad y la acción extorsionadora del crimen organizado no suelta ni respeta siquiera a los representantes del gobierno norteamericano. Si es lo primero, no habría justificación al cierre de fronteras. Lo segundo sí lo explicaría. De ahí la importancia de saber qué fue exactamente lo que sucedió con los inspectores.

No hay elementos para saber quién tiene la razón. Los gobiernos de la 4T suelen minimizar todo, y el norteamericano magnificarlo. El caso es que el cierre de fronteras cumplirá este viernes una semana y se ve cuesta arriba una solución valedera.

Y a la pesadilla ya solo le quedan 103 días.

X@jaimelopezmtz

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí