17.5 C
Morelia
domingo, abril 14, 2024

SIN ARMAS Y SIN VALLAS

Ignoramos nuestra verdadera estatura, hasta que nos ponemos en pie

Emily Dickinson (1830-1886) Poetisa norteamericana

 

jaimelopezDe cara a la jornada de movilizaciones callejeras por parte de colectivos y organizaciones feministas, este miércoles en ocasión del Día Internacional de la Mujer, los gobiernos estatal y municipal han comprometido una actuación mucho más sensata y sensible que el federal.

En efecto, aquí tanto el gobierno de Alfredo Ramírez Bedolla como el de Alfonso Martínez, no solo han coordinado estrategias de seguridad para este miércoles, sino que han comprometido que la obligada presencia policiaca se dé a través sólo de elementos femeninos que no portarán armas, ni siquiera toletes, además de que no se instalarán vallas ni ningún tipo de protecciones físicas en inmuebles y calles.

Ello, a contrapelo del amurallamiento ordenado a Palacio Nacional por un medroso Andrés Manuel López Obrador, que nunca ha dudado en calificar de golpistas a los grupos feministas.

Cierto, no es improbable que Bedolla y Martínez confíen de más en el correcto comportamiento de las marchistas y les resulte contraproducente lo laxo de sus operativos policiacos para la tarde de este miércoles en Morelia. Es deseable desde luego que su apuesta no se les venga abajo, todo lo contrario, que las marchas y mítines de este 8 de marzo se correspondan con una sociedad racional, severa en la exigencia, pero ordenada y no violenta.

Por eso, y dada la sensibilidad mostrada por ambos niveles de gobierno, lo exigible ahora a las mujeres manifestantes es que aporten su racionalidad y sensatez para evitar desbordamientos que a nadie conviene. Ni las agresiones a los reporteros ni a las policías, ni la destrucción de bienes inmuebles, abonan nada en el fortalecimiento de su movilización, todo lo contrario, la debilitan.

Es de esperarse pues que la jornada de este miércoles transcurra sin que la sangre llegue al río, y que en los hechos se confirme que quienes actuaron bien fueron Bedolla y Martínez, no López Obrador. Espero que al final no tengamos que alertar lo contrario.

Y mientras, a la pesadilla ya solo le quedan 573 días.

twitter@jaimelopezmtz

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí