spot_img
29.5 C
Morelia
sábado, mayo 18, 2024

Y ES APENAS EL INICIO DE LA BATALLA

Cuando la libertad se convierte en licencia, la dictadura está cerca.

Will Durant (1885-1981) Filósofo estadounidense

El tema de la seguridad de Alfonso Martínez durante los cuarenta y cinco días que dure su campaña en busca de la reelección, ha puesto en un predicamento a la Mesa de Gobernabilidad y Seguridad Electoral, que sesionó la tarde-noche de este jueves y no fue capaz de encontrar una salida a la petición oficial de PAN y PRD de permitirle hacer uso de elementos de la Policía Municipal para darle protección.

Cierto, es un asunto inédito porque los protocolos establecidos para que la autoridad dé seguridad a candidatos locales, están orientados a que sea la Guardia Civil la que brinde ese servicio, previa solicitud de los partidos y en función de si hay amenazas sobre el candidato. Se desconoce si Martínez ha sido objeto de amenazas, o si la seguridad que demanda es con carácter preventivo, pero sí se sabe que se resiste a recibir protección de los policías estatales, por haberlos exhibido en más de una ocasión en hechos delictivos, incluyendo el asesinato de un civil.

Su petición ha metido en un embrollo a los integrantes de la referida mesa –funcionarios de gobierno, del gabinete de seguridad, líderes de partidos y autoridades electorales-, que no supieron cómo resolverla en la sesión de este jueves, y decidieron aplazar la resolución para tener tiempo de “analizar” el asunto, el cual se agudiza y complica por el choque frontal que ya traen de tiempo atrás los gobiernos estatal y municipal.

¿Qué va a terminar sucediendo? Me parece que la mesa le negará a fin de cuentas la autorización para que le dé protección la Policía Municipal, bajo el argumento de que ello no está contemplado en los protocolos, y Martínez terminará pagando de su propio bolsillo seguridad privada, que sí se considera un gasto de campaña. Ello, a la espera de que no se presenten incidentes durante su actividad proselitista. Caso contrario, en menudo lío estaría la famosa mesa.

Y este episodio será cosa de niños, una caricatura en comparación con el nivel de confrontación que se dará entre ambos gobiernos, si Martínez se reelige y, por ende, inicia el camino hacia la gubernatura en el 27. Esa sí será la madre de todas las batallas. Si no, al tiempo.

Y a la pesadilla ya solo le quedan 191 días.

X@jaimelopezmtz

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí