- Advertisement -spot_img
febrero 29, 2024
17.5 C
Morelia
spot_img

Durante 2022, hogares generaron 35.5 por ciento del Producto Interno Bruto

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presenta los resultados de las Cuentas por Sectores Institucionales (CSI) 2022, versión preliminar, año base 2018. Estas cuentas informan sobre las transacciones reales y financieras que realizan los distintos sectores -se conforman por: Sociedades no financieras, Sociedades financieras, Gobierno general, Hogares e Instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares (ISFLSH); a los no residentes se los considera dentro del rubro «resto del mundo»- entre sí y con el resto del mundo, así como del balance de activos al inicio y al cierre del año.

Principales resultados

De 2019 a 2022, destacó la contribución de Sociedades no financieras y de Hogares al Producto Interno Bruto (PIB). La contribución promedio fue de 46.0 y 34.6 %, respectivamente, mientras que Gobierno general participó, en promedio, con 8.5 por ciento.

En cuanto al ingreso disponible bruto -se trata del valor de los ingresos que perciben efectivamente los distintos sectores institucionales- para consumir o ahorrar, el sector Hogares concentró 75.2 por ciento. Gobierno general alcanzó, en promedio, 7.2 %; Sociedades no financieras, 10.2 % y Sociedades financieras, 6.6 por ciento.

Entre 2019 y 2022, el ingreso disponible bruto en Hogares incrementó 2.5 puntos porcentuales, en Gobierno disminuyó 1.6 puntos, en Sociedades no financieras retrocedió 0.2 puntos y en Sociedades financieras bajó 1.6 puntos porcentuales.

La Formación Bruta de Capital Fijo (FBKF) -da cuenta del gasto en inversión que se realiza en infraestructura, maquinaria y equipo. Esta permite ampliar la capacidad productiva de la economía y se mide por el valor total de las adquisiciones menos las disposiciones de activos fijos. A esta ecuación se le suma el valor de los activos no producidos- más representativa en este periodo fue la del sector Sociedades no financieras: su participación promedio, en términos del PIB, fue de

13.3 por ciento. Los gastos que realizó Sociedades no financieras disminuyeron 1.0 puntos porcentuales.

En cuanto a la conformación del ahorro bruto interno -conjunto de saldos de ingresos y gastos corrientes de los diferentes sectores institucionales residentes; se obtiene al restar el consumo final efectivo del ingreso disponible ajustado-, Hogares, en su calidad de prestamista neto, contribuyó, en promedio, con 11.0 % del PIB. Entre 2019 y 2022, el ahorro bruto interno del sector Hogares registró un decremento de 3.0 puntos porcentuales.

Con el agregado del ahorro bruto total -representa la fuente de financiamiento del gasto en formación bruta de capital-, estos indicadores cierran la brecha entre recursos y gastos de inversión.

En 2022, Sociedades no financieras aportó 46.2 % del PIB y Hogares, 35.5 por ciento. Siguieron Gobierno general, con 8.1 %; Sociedades financieras, con 4.6 % e ISFLSH, con 0.8 % -los impuestos a los productos netos de subsidios aportaron 4.8 por ciento-.

El ingreso nacional disponible bruto -se conforma por la remuneración que perciben los sectores institucionales por el excedente de operación (ganancias empresariales asociadas a su actividad), el ingreso mixto de los hogares, las rentas de la propiedad, la renta de la tierra, los impuestos sobre la producción y las importaciones netos de subsidios cobrados por el gobierno y las denominadas «otras transferencias corrientes netas recibidas del exterior»- es mayor al PIB, principalmente, por las transferencias corrientes entre hogares residentes y no residentes (remesas). En 2022, el ingreso disponible bruto representó 101.7 % del PIB, mientras que el ingreso nacional bruto fue de 97.7 %.

En 2022, el ingreso nacional disponible bruto se ubicó en 29.9 billones de pesos. La distribución por sector institucional fue la siguiente: Hogares recibió 75.6 %; Sociedades no financieras, 10.9 %; Gobierno general, 8.3 %; Sociedades financieras, 5.5 % e ISFLSH, 1.4 %.

En 2022, la FBKF alcanzó un nivel de 6.6 billones de pesos. Por sector institucional, se observó que el porcentaje más alto de gasto de inversión fija lo realizó Sociedades no financieras, con 63.8 % del total nacional. Hogares participó con 28.9 %; Gobierno general, con 6.1 %; Sociedades financieras, con 1.1 % e ISFLSH, con 0.04 por ciento.

Las CSI mostraron que Sociedades no financieras y Hogares aportaron 51.2 y 32.7 %, respectivamente, del ahorro bruto total en 2022. Siguieron Sociedades financieras, con 21.1 % e ISFLSH, con 1.7 por ciento. Gobierno general observó un desahorro de 12.7 % y el restante 5.9 % correspondió al ahorro externo.

En 2022, la tasa de ahorro bruto total del país, a precios de mercado, equivalió a 21.3 % del PIB. Esta cifra fue menor a la de 2021 en 1.0 puntos porcentuales. Dicho comportamiento derivó de un aumento en el ahorro externo.

Entre 2021 y 2022, el ahorro interno correspondiente a Sociedades no financieras aumentó de 9.1 a 10.9 % respecto al PIB. El de Hogares retrocedió de 13.1 a 7.0 por ciento. Por su parte, Sociedades financieras aumentó de 3.4 a 4.5 % e ISFLSH disminuyó a 0.4 por ciento. Gobierno general pasó de -4.3 a -2.7 %, en el periodo de estudio.

En 2022, Sociedades no financieras realizó gastos en activos no financieros equivalentes a 13.4 % del PIB. Estos gastos se financiaron con el ahorro bruto y las transferencias netas de capital. La suma de ambos representó 12.0 % del PIB.

Para financiar el gasto en activos no financieros, el sector Sociedades no financieras recurrió a recursos netos adicionales equivalentes a 1.4 % del PIB. Este porcentaje resultó de la disposición de activos financieros, por 4.9 %, y de la emisión de pasivos de 6.4 por ciento. Gobierno general reportó necesidades de financiamiento de 5.1 por ciento.

Por su parte, Sociedades financieras —que cumple con la función de oferentes de recursos para el financiamiento de la actividad productiva— proporcionó recursos netos equivalentes a 4.5 %; Hogares, 0.5 % e ISFLSH reportó préstamos netos por 0.3 % del PIB -la economía interna tuvo un endeudamiento neto de 1.3 % que se cubrió por el préstamo neto del resto del mundo-.

Al consolidarse todos los sectores institucionales, se obtienen las fuentes de financiamiento para la inversión total de la economía. Así, en 2022, la inversión del país representó 21.3 % del PIB. La inversión se financió por el ahorro interno bruto, con una tasa que se ubicó en 20.1 % del PIB. De este porcentaje, 7.0 % correspondió a Hogares, 4.5 % a Sociedades financieras, 10.9 %, a Sociedades no financieras, 0.4 %, a ISFLSH y Gobierno general registró un desahorro de 2.7 por ciento. Por su parte, hubo un ahorro del resto del mundo de 1.3 por ciento.

Como un desglose adicional para el análisis de la cuenta financiera, se proporcionan los cuadros de flujos de fondos detallados: uno para los activos financieros y otro para los pasivos. Su estructura vertical responde al grado de liquidez de los activos. De acuerdo con este criterio, se presenta el dinero en circulación, los depósitos de fácil realización, los valores (emitidos por el gobierno, la banca y las empresas), los préstamos otorgados por el sector financiero, las acciones que emiten las sociedades, las reservas de seguros y derechos de pensiones, los activos financieros denominados derivados y los créditos comerciales. Esta herramienta de análisis cuenta con todas las innovaciones que surgieron en los mercados financieros en los últimos años y que se introdujeron en el Sistema de Cuentas Nacionales 2008.

Los resultados de los balances de apertura y cierre muestran el valor neto total de los activos, es decir, los stocks de los activos financieros y no financieros que posee cada sector institucional. El resultado de estos balances es una medida cercana al concepto de riqueza.

Al inicio de 2022, el valor neto de los activos en posesión de los distintos sectores fue de 217.9 billones de pesos. Al finalizar el año, el balance de cierre registró un valor de 232.6 billones de pesos. Este valor equivalió a ocho veces el PIB (esto es, 789.8 % respecto a esta variable) y mostró un incremento de 50 puntos porcentuales (con relación al PIB) en comparación con lo observado a principio del año.

Al cierre de 2022, Hogares y Sociedades no financieras fueron los sectores con mayor posesión de activos netos. Hogares concluyó el año con un valor neto equivalente a 254.3 % del PIB (74.9 billones de pesos). Sociedades no financieras terminó el año con activos netos por 116.3 % del PIB (34.3 billones de pesos). En el año de estudio, ambos sectores concentraron 46.9 % del valor neto total de los activos del país.

Las CSI pueden consultarse en la página del Instituto, en https://www.inegi.org.mx/temas/si/ o

https://www.inegi.org.mx/programas/si/2018/

- Advertisement -spot_imgspot_img
Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí