marzo 1, 2024
27.5 C
Morelia
spot_img

En 2022, valor económico del trabajo no remunerado en labores domésticas y de cuidados reportó 7.2 billones de pesos

En promedio, las mujeres aportaron a su hogar el equivalente a 77 mil 192 pesos por el trabajo no remunerado en labores domésticas y de cuidados que realizan

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presenta los resultados de la Cuenta Satélite del Trabajo No Remunerado de los Hogares de México (CSTNRHM) 2022. Su finalidad es proveer información acerca del valor económico del trabajo no remunerado que los miembros del hogar destinan a las labores domésticas y de cuidados. Esta publicación permite dimensionar la aportación de los hogares —en particular, de las mujeres— al bienestar de la sociedad.

Principales resultados

En 2022, el valor económico de las labores domésticas y de cuidados que realiza la población de 12 años y más reportó un monto de 7.2 billones de pesos a precios corrientes -vigentes en el periodo al que se refiere la información-. Esta suma equivale a 24.3 % del Producto Interno Bruto (PIB) nacional. De ese monto, las mujeres contribuyeron con 72 % y los hombres, con 28 por ciento. Con sus labores domésticas y de cuidados, las mujeres aportaron a sus hogares 2.6 veces más valor económico que los hombres.

El valor que generó el trabajo no remunerado de los hogares (TNRH) como porcentaje del PIB nacional fue superior al de actividades económicas, como la industria manufacturera, el comercio y los servicios educativos. Estos registraron una participación de 21.5, 19.6 y 3.4 %, respectivamente.

En 2022, la población que realizó TNRH se compuso mayoritariamente por mujeres, con 52.8 por ciento. Los hombres participaron con 47.2 por ciento. Al medir este trabajo en número de horas y en valor económico, las mujeres aportaron casi tres cuartas partes del total de esta actividad.

Al desglosar el TNRH por tipo de actividad, los cuidados y apoyo contribuyeron con 24.9 % del valor económico total. Las actividades de limpieza y mantenimiento de la vivienda participaron con 23.7 %; las de alimentación, con 22.6 %; las compras y administración del hogar, con   11.6 %; la ayuda a otros hogares y trabajo voluntario, con 8.9 % y limpieza y cuidado de la ropa y calzado, con 8.2 %.

De TNRH, las mujeres aportaron el porcentaje más alto del valor económico. En mayor medida lo hicieron en las actividades de alimentación, con una participación de 81.1 % y limpieza y cuidado de la ropa y calzado, con 78.1 por ciento. La participación de los hombres fue mayor en las compras y administración del hogar, con 42.2 % del valor del TNRH y en la ayuda a otros hogares y trabajo voluntario, con 34.8 %.

Valor neto anual por persona que realiza las labores domésticas y de cuidados

En 2022, el valor económico neto anual registró, en promedio, un monto de 55 mil 783 pesos por persona. De dicho monto, cada mujer realizó trabajo no remunerado en labores domésticas y de cuidados equivalente a 77 mil 192 pesos anuales; cada hombre realizó actividades similares por un monto promedio de 31 mil 844 pesos.

El valor económico promedio anual cambia cuando se consideran las condiciones sociales de las personas que realizan el trabajo. En los casos en los que la mujer reportó ser la cónyuge en el hogar, su aportación ascendió a 97 mil 163 pesos. Las jefas de hogar -persona reconocida como tal por los residentes habituales de la vivienda, a través de la cual se conoce el vínculo o relación de parentesco de cada uno de los residentes con esta-, realizaron un valor similar a 75 mil 976 pesos. Las mujeres que hablan alguna lengua indígena generaron valor económico promedio de 85 mil 561 pesos y las que contaron con nivel de escolaridad de secundaria completa aportaron, en promedio, 86 954 pesos, principalmente por sus actividades de cuidados y apoyo.

Valor económico del trabajo no remunerado de los hogares por entidad federativa

En 2022, el valor económico del trabajo no remunerado en labores domésticas y de cuidados fue equivalente a 24.3 % del PIB a nivel nacional. Los estados que contribuyen con los niveles más altos fueron estado de México, con 12.3 %; Ciudad de México, con 6.8 %; Jalisco, con 6.7 %, Veracruz de Ignacio de la Llave, con 6.2 % y Nuevo León, con 4.9 por ciento.

Por su parte, al visualizar el valor del trabajo no remunerado de cada entidad federativa respecto del PIB que generan, se observa que las entidades en las que se presentaron los niveles más altos fueron: Chiapas (62.1 %), Guerrero (49.8 %), Oaxaca (48.2 %), Tlaxcala (41.9 %) y Zacatecas (39.9 %).

Mediciones complementarias del trabajo no remunerado de los hogares

Para conocer y dimensionar el total del TNRH, se elaboran mediciones complementarias. Estas permiten hacer visible tanto el trabajo no remunerado en labores domésticas y de cuidados que realizan las y los menores de entre 5 y 11 años como el trabajo que realiza la población de 12 años y más en la producción de bienes para autoconsumo de los miembros del hogar.

En 2022, el valor de las labores domésticas y de cuidados no remunerados que realizaron las y los menores de entre 5 y 11 años equivalió a 0.3 % del PIB nacional. De este valor, 54.3 % lo aportaron las niñas y 45.7 %, los niños. Por lo que respecta al valor económico del trabajo no remunerado en la producción de bienes para autoconsumo, se reportó un monto equivalente a 2.0 % del PIB nacional: los hombres aportaron 58.0 % y las mujeres, 42.0 por ciento.

Respecto a las horas que, en promedio, cada persona empleó en la producción de bienes para autoconsumo en 2022, los hombres destinaron 8.0 y las mujeres, 6.1. Cada niña entre 5 y 11 años destinó, en promedio, 4.8 horas a la semana a las labores domésticas y de cuidados del hogar. Los niños colaboraron con 4.1 horas.

Al sumar el valor de TNRH con los resultados de estas mediciones complementarias, se alcanza un valor equivalente a 26.6 % del PIB.

En cuanto al valor per cápita, en promedio anual, las niñas realizaron actividades de labores domésticas y de cuidados por 9 mil 164 pesos y los niños, por 7 mil 684 pesos.

En el caso de las actividades relacionadas con la producción de bienes de autoconsumo, los hombres aportaron, en promedio anual, un valor de 13 mil 078 pesos y las mujeres, de 9 mil 210 pesos, principalmente debido a las actividades de autoconstrucción.

Distribución del tiempo total de trabajo

Los resultados de esta cuenta satélite permiten conocer la carga total de trabajo del hogar – tiempo que las personas destinan a las actividades productivas relacionadas con su bienestar. Para tal efecto, se consideran tanto el trabajo que es remunerado (mercado de trabajo) como el no remunerado (labores domésticas y de cuidados)-. En 2022, las mujeres tuvieron la mayor carga del trabajo, con 3 mil 481 millones de horas a la semana. Los hombres sumaron 2 mil 983 millones de horas. En otras palabras, por cada 10 horas de este tipo de trabajo de las mujeres, los hombres realizaron 8.6.

La responsabilidad de las labores domésticas y de cuidados recae principalmente en las mujeres, quienes destinaron 63.4 % de su tiempo de trabajo total a tales actividades y 34 de cada 100 horas al mercado de trabajo. Las actividades de los hombres se orientaron principalmente al mercado de trabajo y a la producción de bienes de autoconsumo, con 69.8 y 3.3 % de su trabajo total, respectivamente. En complemento, los hombres destinaron 26.9 de cada 100 horas a las labores domésticas y de cuidados.

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí