21.5 C
Morelia
domingo, junio 16, 2024

En abril, la población económicamente activa fue de 61.4 millones de personas de 15 años y más

La población desocupada fue de 1.6 millones de personas

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), que levanta el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en todo el país, proporciona información mensual sobre el comportamiento del mercado laboral mexicano. Esta ofrece datos de la población económicamente activa (PEA), la ocupación, la informalidad laboral, la subocupación y la desocupación.

Composición de la población de 15 años y más

En abril de 2024, la PEA fue de 61.4 millones de personas de 15 años y más -población que realizó o tuvo un vínculo con una actividad económica (población ocupada), o buscó activamente hacerlo (población desocupada en las últimas cuatro semanas)-, lo que representó una tasa de participación de 60.5 por ciento.

Dicha cantidad significó un aumento de 794 mil personas con relación a abril de 2023. Al distinguir por sexo, la tasa de participación de los hombres fue de 76.4 % y la de mujeres, de 46.4 por ciento. Respecto al año anterior, la participación de hombres creció 0.3 puntos porcentuales y la de mujeres, 0.1. La ENOE considera como población en edad de trabajar a aquella de 15 años en adelante.

La población no económicamente activa (PNEA) fue de 40.1 millones de personas -población que se dedicó al hogar, estudió, estaba jubilada o pensionada, tiene impedimentos personales o llevó a cabo otras actividades- (39.5 % de la población de 15 años y más), un incremento de 318 mil personas respecto al cuarto mes de 2023.

De esta categoría, cinco millones se declararon disponibles para trabajar, pero no llevaron a cabo acciones para hacerlo, por lo que constituyen el sector que eventualmente podría participar en el mercado. En términos relativos, la PNEA disponible representó 12.3 por ciento. En abril de 2023 fue de 13 por ciento.

En particular, en el ámbito urbano de alta densidad de población —conformado por 32 ciudades de más de 100 mil habitantes—, la tasa de participación se ubicó en 61.8 por ciento.

Características de la población ocupada

En abril de 2024, la población ocupada (PO) -población que realizó alguna actividad económica durante al menos una hora. Incluye a las y los ocupados que tenían trabajo, pero no lo desempeñaron temporalmente por alguna razón, sin que por ello perdieran el vínculo laboral con este, así como a quienes ayudaron en alguna actividad económica sin recibir un sueldo o salario-, alcanzó 59.8 millones de personas (97.4 % de la PEA): un aumento anual de 902 mil personas.

Al distinguir por sexo, la ocupación de hombres fue de 35.5 millones, un alza de 502 mil respecto a la del cuarto mes de 2023. La ocupación de mujeres fue de 24.4 millones, es decir, 400 mil más que en el mismo periodo de comparación.

Del total de personas ocupadas, 41.2 millones (68.9 %) operaron como trabajadoras o trabajadores subordinados y remunerados al ocupar una plaza o puesto de trabajo, lo que representó un crecimiento anual de 1.2 millones.

Además, 13.2 millones (22.1 %) trabajaron de manera independiente o por su cuenta sin contratar empleadas o empleados: 23 mil personas más respecto a abril de 2023. Por su parte, 3.2 millones (5.3 %) fueron patronas, patrones o personas empleadoras, cifra que descendió en 68 mil personas.

Finalmente, 2.2 millones de personas (3.7 %) se desempeñaron en los negocios o en las parcelas familiares, es decir, contribuyeron de manera directa a los procesos productivos, pero sin un acuerdo de remuneración monetaria. Lo anterior significó una reducción anual de 213 mil.

En abril de 2024, la población ocupada por sector de actividad se distribuyó de la siguiente manera: los servicios concentraron 26.6 millones de personas (44.5 % del total); el comercio, 11.5 millones (19.3 %); la industria manufacturera, 9.5 millones (15.9 %); las actividades agropecuarias, 6.4 millones (10.6 %); la construcción, cinco millones (8.4 %), y «otras actividades económicas» —que incluyen la minería, electricidad, agua y suministro de gas—, 393 mil (0.7 %).

Por su parte, 420 mil personas (0.7 %) no especificaron su actividad. En comparación con el mismo mes de 2023, los sectores con mayor incremento en su población ocupada fueron: construcción, con 638 mil personas; servicios sociales, con 264 mil; servicios profesionales, financieros y corporativos, con 239 mil personas, y transportes, comunicaciones, correo y almacenamiento, con 217 mil.

Indicadores de la población subocupada

La información de la ENOE para abril de 2024 muestra que la población subocupada -personas que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas de lo que su ocupación actual les demanda-, fue de 4.6 millones de personas, 320 mil menos que en el mismo mes de 2023. La tasa de subocupación fue de 7.7 % de la población ocupada, porcentaje menor al 8.4 % registrado en abril de 2023. Al distinguir por sexo, en el mes de referencia, la tasa correspondiente en los hombres fue de 7.7 % y en las mujeres, de 7.8 por ciento.

Según su lugar en la ocupación, las y los subocupados, durante el mes en cuestión, se concentraron en las y los trabajadores por cuenta propia, con 44.9 %: un alza anual de 2.3 puntos porcentuales. Las y los trabajadores subordinados y remunerados representaron 42.9 por ciento. Esto significó una caída de tres puntos porcentuales respecto a abril de 2023.

En abril de 2024, la tasa de subocupación para el agregado urbano de 32 ciudades fue de 7 % de la población ocupada.

Informalidad laboral

La población ocupada en la informalidad laboral considera, sin duplicar, a quienes son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan. También contempla a las personas cuyo vínculo o dependencia laboral no reconoce su fuente de trabajo.

Así, se incluyen —además de la población que trabaja en micronegocios no registrados o sector informal— otras modalidades análogas, como las y los ocupados por cuenta propia en la agricultura de subsistencia, así como a quienes laboran sin seguridad social y cuyos servicios los utilizan las unidades económicas registradas.

En abril de 2024, la población ocupada en la informalidad laboral fue de 32.6 millones de personas y la tasa de informalidad laboral 1 (TIL1) fue 54.6 % de la población ocupada. En otras palabras, disminuyó 0.1 puntos porcentuales respecto al cuarto mes de 2023. Para el agregado de 32 ciudades, la TIL1 se situó en 43.7 % durante el mes de referencia.

Por otra parte, la ocupación en el sector informal considera a todas las personas que trabajan para unidades económicas no agropecuarias que operan sin registros contables y que funcionan a partir de los recursos del hogar, o de la persona que encabeza la actividad sin que se constituya como empresa.

De este modo, la actividad en cuestión no tiene una situación identificable e independiente de ese hogar o de la persona que la dirige y, por lo mismo, tiende a concretarse en una escala de operación muy pequeña. En abril de 2024, esta población fue de 16.8 millones de personas y significó 28.1 % de la población ocupada —tasa de ocupación en el sector informal 1 (TOSI1)—, 0.6 puntos porcentuales por arriba de la registrada en igual mes de un año antes. La TOSI1 urbana fue de 25.8 por ciento.

Indicadores de la población desocupada

A nivel nacional, en abril de 2024, la población desocupada -que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición para hacerlo y realizó alguna actividad para obtener empleo- fue de 1.6 millones de personas, una reducción anual de 108 mil.

La población desocupada representó 2.6 % de la PEA, 0.2 puntos porcentuales menos que en el mismo mes de 2023. La población masculina desocupada pasó de un millón a 941 mil, de abril de 2023 al cuarto mes de 2024. La femenina pasó de 675 mil a 663 mil, en el mismo lapso. En el mes de referencia, la tasa de desocupación (TD) en los hombres y en las mujeres fue de 2.6 por ciento.

En abril pasado, 12.2 % de las y los desocupados no contaba con estudios completos de secundaria. Las personas con mayor nivel de instrucción representaron 87.7 por ciento.

Por rangos etarios, el grupo de 15 a 24 años significó 37 % de las y los desempleados, 5.6 puntos porcentuales por arriba de lo reportado un año antes.

El de 25 a 44 años concentró 43.9 % de la población desocupada: 0.6 puntos porcentuales menos respecto al mismo mes de 2023. El de 45 a 64 años agrupó 17.4 %, porcentaje inferior en 4.9 puntos porcentuales al de abril de 2023.

Por duración del desempleo, en abril de 2024, 15.2 % de la población desocupada buscó un empleo por más de tres meses, 30 % permaneció desempleada más de un mes y hasta tres meses, y 47.7 % buscó empleo hasta por un mes.

Si se considera solamente el agregado urbano de 32 ciudades del país, en donde el mercado de trabajo está más organizado, 834 mil personas estuvieron desocupadas. Lo anterior representó una TD urbana de 3.1 por ciento.

Tasas complementarias

Con el fin de proporcionar a las y los usuarios más elementos que apoyen el análisis de las características del mercado laboral de nuestro país, el INEGI genera mensualmente un conjunto de indicadores complementarios sobre la calidad de inserción en el mercado laboral. Para ello, toma en cuenta distintos aspectos que van más allá de las mediciones tradicionales y que recogen la heterogeneidad de circunstancias que se presentan en México. Los resultados de estas tasas no deben sumarse a lo que se desprende de otras, ya que un mismo grupo o segmento poblacional puede estar presente en más de una de estas. No todos los porcentajes que a continuación se mencionan se refieren al mismo denominador.

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí