spot_img
29.5 C
Morelia
martes, mayo 28, 2024

En el cuarto trimestre de 2023, tres de cada 10 mujeres que se declararon madres, eran jefas de hogar

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, en el país residían 38.5 millones de mujeres de 15 años y más que eran madres                                   

A propósito de la conmemoración del Día de la Madre, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presenta información sobre las características sociodemográficas de la población femenina de 15 años y más con hijas e hijos. Los programas estadísticos que se usaron para estimar los indicadores son la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE, cuarto trimestre de 2023) y la Encuesta Nacional para el Sistema de Cuidados (ENASIC) 2022.

Características sociodemográficas de la población femenina que es madre

De acuerdo con la ENOE, en el cuarto trimestre de 2023, siete de cada 10 mujeres de 15 años y más (38 millones 459 mil 122) eran madres. Por grupos de edad, 6.0 % de las adolescentes de 15 a 19 años y 44.9 % de las jóvenes de 20 a 29 años, habían tenido una hija o hijo. Esta cifra se incrementa a nueve de cada 10 en las mujeres de 40 a 49 años.

En el cuarto trimestre de 2023, tres de cada 10 mujeres que eran madres también eran jefas de hogar (11.5 millones). Del total de mujeres de 15 años y más con al menos una hija o hijo, 46.5 % estaba casada. Siguieron aquellas que vivían en unión libre (20.5 %), eran viudas (12.0 %), estaban solteras (10.4 %) o separadas (7.5 %).

Combinar la crianza de las hijas e hijos con actividades académicas establece un doble esfuerzo para aquellas madres que asisten a la escuela, que comprenden 6.7 % de las que tenían entre 15 y 24 años. Por nivel de escolaridad, casi la mitad de las madres de 15 a 24 (48.1 %) tenía secundaria completa, 32.8 % educación media superior o superior, 15.9 % primaria completa y 3.1 % primaria incompleta -0.1% de las madres de 15 a 24 años no especificaron su nivel de escolaridad-.

Mujeres que son madres y su participación en el mercado laboral 

La tasa de participación económica -personas de 15 años o más que tuvieron vínculo con la actividad económica o que lo buscaron en la semana de referencia, por lo que se encontraban ocupadas o desocupadas- de las madres de 15 años y más fue de 46.1 % y, por grupos de edad, de 40 a 49 años fue de 60.0 por ciento. Siguieron el grupo de 30 a 39 años con 58.4 %, y el de 50 a 59 años con 52.2 por ciento. Cabe destacar que 20.8 % de las madres de 60 años y más, estaban ocupadas o buscaron trabajo.

De las madres ocupadas en el mercado laboral (17 millones 370 mil 749), 64.4 % eran trabajadoras subordinadas y remuneradas, 26.9 % trabajaban por cuenta propia, 5.3 % no recibieron algún pago por su trabajo y 3.5 % eran empleadoras. Por duración de la jornada laboral, 43.8 % trabajó entre 35 y 48 horas, 23.7 % lo hizo de 15 a 34 horas, seguido por las que laboraron más de 48 horas (17.8 %) y menos de 15 horas (11.7 %) -el total de las madres de 15 años o más ocupadas cuya situación era de ausentes temporales con vínculo laboral, fue de 2.4 y 0.6 por ciento; no especificaron la duración de su jornada laboral-.

En cuanto al ingreso de las jefas de hogar que eran madres, trabajadoras subordinadas y remuneradas, 46.7 % ganó hasta un salario mínimo y 31.3 % recibió más de un salario y hasta dos salarios mínimos. Solo 6.9 % percibió más de dos y hasta tres salarios mínimos y 3.8 %, más de tres.

Al observar por número de hijas o hijos, 68.1 % de las madres que tienen seis o más hijas o hijos recibió hasta un salario mínimo, en comparación con 39.4 % de quienes tienen de una a dos hijas o hijos. En cuanto a aquellas mujeres que ganaron más de 1 hasta 2 salarios mínimos, 17.3 % tenía seis o más hijas o hijos, en contraste con 32.9 % que tenía de una a dos hijas o hijos.

A las madres que declararon no haber trabajado, se les preguntó si tenían la necesidad o el deseo de trabajar. De las que respondieron afirmativamente (2 millones 637 mil 508), 54.1 % declaró que no estaba buscando trabajo porque no tenía quién cuidara a sus hijos pequeños, ancianos o enfermos, 11.3 % pensaba que por su edad o por su aspecto no la aceptarían en un trabajo, 10.8 % esperaba recuperarse de una enfermedad o accidente, 7.3 % en su localidad no había trabajo o solo se realizaba en ciertas temporadas del año, y 16.5 % respondió otra razón – Se agruparon en otra razón las siguientes categorías por no tener un tamaño de muestra suficiente para hacer inferencia estadística: no la deja un familiar; está embarazada; no cuenta con la escolaridad, los papeles o la experiencia necesaria para realizar un trabajo; está esperando la respuesta a una solicitud o está apalabrada con un patrón que la llamará en fecha próxima; la inseguridad pública o el exceso de trámites la desalientan a iniciar una actividad; otras razones de mercado; no hay trabajo en su especialidad, oficio o profesión y otras razones personales-.

Cuidados

La ENASIC 2022 proporciona información sobre la demanda de cuidados en los hogares y las personas que brindan cuidados; actividades que realizan las personas para atender, asistir y vigilar a los integrantes del hogar (o de otro hogar) con el propósito de buscar su bienestar y satisfacer sus necesidades básicas. De la población de 0 a 5 y 6 a 17 años que necesitaban atención y la recibieron por parte de algún integrante del hogar, 86.3 y 81.7 % la recibió de su madre, respectivamente. También recibieron atención de la madre 30.6 % de las personas con discapacidad y 33.9 % de los enfermos temporales.

Convivencia con hijas e hijos nacidos vivos

Respecto a la convivencia familiar, la ENASIC proporciona datos sobre las relaciones de convivencia que las mujeres con hijas e hijos menores de edad tienen en su entorno familiar. En 2022, de las mujeres de 15 a 60 años con al menos una hija o hijo con menos de 18 años que vive con ella en el hogar, 87.6 % declaró que son ellas quienes más tiempo dedicaban al cuidado de los hijos e hijas; 50.2 % dijo que trabajaría menos para convivir más tiempo con sus hijas e hijos; 27.8 % era responsable de mantener económicamente su hogar; 27.1 % regularmente convive poco tiempo con sus hijas o hijos debido al trabajo o quehaceres domésticos y 5.3 % creía que perdería el contacto con sus hijas o hijos si la relación con su pareja terminaba.

En cuanto a las actividades de convivencia que tuvieron las mujeres con sus hijas e hijos menores de 18 años, 98.6 % lo hacía mediante demostraciones de afecto; 97.2 % declaró que comparten alguna comida durante el día; 89.6 % platicó con sus hijos e hijas, y 89.4 % realizó actividades de esparcimiento.

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí