spot_img
30.5 C
Morelia
sábado, mayo 18, 2024

CARNAVAL SINIESTRO ELECTORAL

En estos tiempos electorales, los candidatos, partidos políticos y coaliciones electorales ofrecen resolver los principales problemas nacionales: inseguridad pública, el sistema de salud en crisis, el sector educativo hecho pedazos y para acabar la crisis del agua entre otros más.

El costo del proceso electoral según algunos cálculos de los analistas será de 32 mil millones de pesos, además de las aportaciones de los militantes más el agregado por parte del crimen organizado.

En verdad es un derroche de dinero ante tantas carencias que tiene la mayoría de la población. Como ya se mencionó en otro espacio son aproximadamente 52 problemas a resolver en el país y que el gobierno de la 4T no ha tocado o si lo ha hecho ha sido con políticas equivocadas, pero eso es otro asunto.

Las campañas electorales están vacías de contenido, repetitivas hasta agobiar a los posibles electores; las candidatas y candidatos presidenciales no emocionan ni a sus vecinos menos al electorado.

Solo basta señalar que la violencia e inseguridad ya alcanzó a los aspirantes y candidatos como se sabe van más de 30 asesinatos en medio de la impunidad mientras continúa el siniestro carnaval electoral: los muertos no importan.

A lo anterior, hay que agregar el pago de la seguridad de los candidatos que se encuentran en riesgo o que han recibido amenazas por parte del crimen organizado, mientras que la población se encuentra indefensa ante las bandas criminales, entonces de qué privilegios gozan los candidatos y candidatas para traer seguridad personal a costa del presupuesto público.

Pero lo más repugnante es el derroche financiero en el proceso electoral, ante un sistema de salud hecho pedazos, ni los políticos, ni los candidatos y candidatas y mucho menos el presidente de este país han ido a un hospital público a urgencias que están convertidos en hospitales de guerra.

Es innecesario hablar de la situación de la educación pública que está hecha pedazos y que todo lo quieren resolver a través de becas escolares mientras que la infraestructura está quebrada y con problemas de violencia entre los alumnos y el consumo de drogas.

Entonces el país necesita una cirugía mayor que consiste en una estrategia de desarrollo de largo plazo, pero en el aspecto económico y financiero, la economía mexicana está encadenada a la estadounidense a través del T-MEC y la política monetaria.

La concentración del ingreso nacional es otro problema que a la clase política no le importa y tampoco la desigualdad social que es resultado de la política económica de los últimos 40 años.

En fin se puede hablar de toda la problemática nacional a resolver donde los partidos candidatos y candidatas no tienen alternativas y su campaña es más personal que de contenido programático, en pocas palabras el derroche financiero y el lavado de dinero en el proceso electoral es la característica fundamental y desafortunadamente va a definir el futuro de este país llamado México en un carnaval siniestro electoral.

- Advertisement -spot_imgspot_img
Noticias Recientes
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí