- Advertisement -spot_img
febrero 26, 2024
13.5 C
Morelia
spot_img

En misa de la Epifania de El Señor, llama Arzobispo a hacer de lado el ansia de poder y a dejarnos guiar por Jesús

«El que creó el mundo, El que estuvo en una cueva de Belén y El que está ahora con nosotros es el mismo Dios que nos ama», dijo el jefe pastoral

El Jardín Morelos fue el escenario de la Misa de Aparición de los Reyes Magos al recibir esta tarde a decenas de niños que asistieron a la solemne celebración eucarística que rememora el pasaje bíblico en que reyes de diferentes mundos se darían cita para adorar al Niño Jesús, el Salvador, recién nacido: «hemos visto su estrella en Oriente y hemos venido a adorar al Señor».

El Arzobispo Carlos Garfias Merlos presidió la ceremonia, y tras la lectura del Evangelio según San Mateo, que relata que unos magos de Oriente llegaron y preguntaron por el nacimiento del Rey del Mundo, en tiempos de Herodes, enterado que de esa Nación nacería quien sería el Salvador. Guiados por la estrella de Belén, ésta se detuvo justo arriba de la casa donde nació Jesús, y ahí entraron los tres para adorarle y llevarle incienso, oro y mirra en su honor.

El jefe pastoral primero pidio por un feliz 2024 para todos y que el Niño Jesús llene sus corazones de alegría, de luz y de paz. Propuso seguir comprometidos en ser constructores de la paz. Y en esta fiesta de la Epifania del Señor, reveló que el significado del Nacimiento de Jesús es haberse hecho hombre para nuestra salvación. Los Reyes Magos eran hombres en busca de la luz que es preciso recorrer en la vida para llegar a Dios. Herodes solo pensaba en el poder, dijo para reflexionar si «¿será oportuno preguntarnos: hay algo de Herodes en mí?». Observó que la inconformidad humana actual es porque no nos dejamos guiar por Dios y solo vemos a Dios casi como un oponente que nos va a restar espacio, cuando por el contrario es el único capaz de ofrecernos la oportunidad de vivir en alegría y paz.

En primera fila estuvo presente el alcalde Alfonso Martínez Alcázar, quien escuchó junto a los fieles presentes también las palabras del jefe pastoral, que exaltó que en la belleza del mundo y en su misterio se puede leer el mensaje supremo de Dios, Creador del Cielo y de la Tierra: «si tenemos esta mirada veremos que El que creó el mundo, El que estuvo en una cueva de Belén y El que está ahora con nosotros es el mismo Dios que nos ama». Por ello, invitó a los niños a seguir la estrella que ahora es la Palabra de Dios «y gracias a ella nuestro camino estará lleno de luz, y nosotros podremos ser estrellas y ejemplo para construir la paz».

Les conminó a encontrar en la Eucaristia a Cristo Niño, y en Él encontrar a nuestra familia, y adorarle, quitando esas ansias de poder y de dominio como Herodes que solo hacen daño a la humanidad, y que adoremos a Dios como lo hicieron los Reyes Magos «y llevemos al presencia de Jesús a todos nuestros hermanos».

- Advertisement -spot_imgspot_img
Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí