31.5 C
Morelia
jueves, junio 13, 2024

Obispos felicitan a Claudia Sheinbaum y piden que inicie un periodo de reconciliación social en todo el país

“Dios nos conceda sabiduría, serenidad y fortaleza para aceptar los resultados, y para trabajar unidos”, ora la Conferencia del Episcopado Mexicano                        

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), que reúne a todos los obispos católicos de México, ha felicitado Institucionalmente y con respeto a Claudia Sheinbaum Pardo, por su triunfo en las urnas, que la convierte en virtual presidenta electa de los Estados Unidos Mexicanos para el periodo 2024-2030. Y han elevado sus oraciones para que con la responsabilidad y sabiduría que el cargo demanda, y buscando siempre el bien común,

“pueda conducir a México hacia mejores horizontes donde la República se fortalezca, el estado de derecho se viva plenamente, y la democracia permita la transición política sin violencia”.

Además de que han resaltado el privilegio de que es la primera mujer en llegar a la más alta magistratura del país, hacen votos para que lleve a México por el bien y que el desarrollo y la justicia de toda la nación se logre con mayor eficacia y, sobre todo, “iniciemos un periodo de reconciliación social en el país entero. Esperamos sinceramente que privilegie el diálogo con todos”.

En su mensaje de enhorabuena emitido este lunes 3 de junio con motivo de la jornada electoral de ayer, los jefes pastorales han felicitado también al pueblo de México que al ejercer sus derechos civiles y políticos salió a votar copiosamente, para fortalecer la democracia y elegir por mayoría de votos a quienes ocuparán los miles de cargos públicos que estaban en contienda.

“Ha sido una gran celebración ciudadana, a pesar de los obstáculos y problemas que se presentaron durante el proceso electoral, especialmente por la violencia criminal y la interferencia a la legalidad de algunas autoridades”, hicieron la observación, para después reflexionar que “debemos sentirnos satisfechos por el deber cumplido y con un compromiso por delante para cuidar y mejorar nuestras instituciones democráticas”.

Con esta jornada electoral, el pueblo mexicano ha dado un testimonio admirable de participación y madurez democrática, y externa la CEM: “como pastores, nos llena de esperanza ver cómo los ciudadanos abrazan los valores del bien común. Que este espíritu nos siga animando e inspirando en la construcción de un futuro más brillante para nuestra querida patria”.

Los obispos han recordado a todos los ganadores de esta contienda electoral que, cuando asuman sus cargos, los asumirán para todos: habrán de gobernar para todos los mexicanos, hayan votado o no por ellos. “Que el bien común sea la estrella que guíe el ejercicio de gobierno de todo aquel que fue electo por voto popular”.

La CEM encomienda a nuestra nación a la amorosa protección de Santa María de Guadalupe, Madre de todos los mexicanos. “Ella, que siempre ha caminado con nosotros mostrándonos los caminos de Jesucristo y el Evangelio para que seamos artesanos de paz, nos conceda la sabiduría, la serenidad y la fortaleza para aceptar los resultados de esta fiesta cívica, y para trabajar unidos gobierno y sociedad, en la edificación de un México donde todos nos reconozcamos como hermanos, hijos amados de un mismo Padre, y juntos forjemos el destino promisorio de nuestra gran nación”.

Como Iglesia católica, reafirman los obispos de México su compromiso de seguir colaborando “junto a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, en la apasionante tarea de construir la paz y buscar el desarrollo integral de nuestra sociedad”.

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí