32.5 C
Morelia
viernes, abril 19, 2024

TRABALENGUAS

LA MUERTE DEL LAGO DE PÁTZCUARO

Ya hay fecha para la extinción del Lago de Pátzcuaro, su muerte se ha calculado para el año 2030, o sea dentro de seis años, si no se hace algo urgente para salvarlo, según la opinión de expertos que participaron en el Encuentro Ciudadano Regional, celebrado en aquella ciudad.

Mientras que Pátzcuaro busca ser denominado como Patrimonio Mundial por la UNESCO, la propuesta se ve  muy difícil de obtener, precisamente por la situación que enfrenta el milenario lago.

La erosión por tala de bosques, aire que acarrea tierra y lo azolva, contaminación por lirio acuático, aguas negras de municipios y comunidades de la cuenca, y plantaciones de aguacate y berries, son las principales causas de su estado moribundo.

Los participantes en la reunión, ciudadanos vecinos de la ribera del Lago de Pátzcuaro, coincidieron en señalar que gobiernos vienen y gobiernos van, todos han utilizado la recuperación y preservación del embalse para beneficio político, incluso, destinando millonarias cifras para su rehabilitación, sin que los resultados sean evidentes.

Si no se toman hoy medidas efectivas de corto, mediano y largo plazo a través de proyectos financiados por los distintos ámbitos de gobierno, empresas particulares y la participación de la academia, de las comunidades originarias y todos los habitantes de la cuenca, en 2030 ya no habrá lago.

En el Encuentro Ciudadano Regional organizado por la Fundación Desarrollo Sustentable y Cambio Climático y la Coordinación de Organizaciones de la Sociedad Civil, uno de los principales reclamos es que a lo largo de muchos años gobiernos y políticos han llegado a presuntamente realizar un rescate del Lago desde su propia visión, sin incluir en la toma de decisiones a los conocedores ancestrales de la cuenca.

Además, siempre ha existido opacidad y corrupción en el uso de los recursos destinados a salvar la famosa cuenca hídrica, expusieron los participantes. “Venimos y hacemos foros y nomás estamos preocupados, pero no nos ocupamos”, dijo uno de los ponentes.

Raymundo Ocampo Ontiveros, afirmó que el problema es sistémico y tiene que ver con la cultura porque nunca se ha propiciado un diálogo con las comunidades a las cuales se les sigue tratando como menores de edad, sin capacidad para discutir las soluciones del problema.

“Se tiene que dar un diálogo entre iguales, porque la gente, todos, hombres, mujeres, artesanos, pescadores, agricultores, jóvenes, niños, todos tienen algo que decir”, dijo.

Por su parte, el ingeniero Joaquín Felipe Pacheco expresó que se tienen “más de 50 años haciendo foros sin ningún resultado. Ahí está el enfermo, moribundo; hay muchos intereses económicos y políticos y un desgaste anímico de los habitantes de esta cuenca al creer en este tipo de eventos, sin remediar la problemática, criticó.

No venimos a politizar ni a buscar chamba, agregó el ingeniero, pero “venimos a cumplir esa obligación moral que tenemos todos los profesionistas porque en 2030 o en menos tiempo se desaparece el lago de Pátzcuaro si no actuamos como debe de ser”.

Luis Gerardo Rubiera Eslava destacó que entre la problemática han encontrado la deforestación masiva del bosque para la plantación de aguacate; el huachicoleo de agua del lago para la plantación de berries y aguacate; la falta de mantenimiento de las plantas tratadoras de agua, algunas que no funcionan como la de Janitzio y otras como la de Pátzcuaro que trabajan al 30% y; el taponamiento de los manantiales que surten de agua al lago y las demás cuencas y subcuencas.

“Ya no tenemos achoque o ajolote de Pátzcuaro ni el sabroso pescado blanco”, se quejó el maestro de educación básica Armando Sánchez Arias, porque la contaminación de las aguas y ahora su escasez han acabado con la fauna del cuerpo de agua, y así como el lago se está quedando sin el líquido.

Sin embargo, no todos los esfuerzos han sido en vano.

Leticia Rubiera, habitante de la región, recordó la importancia que tiene el involucramiento de los ciudadanos y remarcó como un caso excepcional el de la comunidad de Santa Fe de la Laguna, donde a través de faenas, los pobladores se han involucrado activamente en dar mantenimiento y conservar toda esa región del lago, donde el cuerpo de agua tiene un buen nivel y cuidado de las especies nativas.

Ante esta crítica situación, autoridades y ciudadanos involucrados necesitan socializar la problemática, para que la sociedad se entere de los efectos nocivos que se producen por el descuido del medio ambiente.

¿Además del Lago de Cuitzeo, también desaparecerá el lago de Pátzcuaro? ¿De verdad los michoacanos permitiremos este ecocidio? Que conste que vecinos y medios de comunicación avisamos; sobre advertencia, no hay engaño.

- Advertisement -spot_imgspot_img
Noticias Recientes
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí