22.5 C
Morelia
domingo, abril 14, 2024

TRABALENGUAS

POCO ÚTIL LA GN

Parte del rotundo fracaso de la estrategia de seguridad del gobierno de López Obrador y de los gobernadores de Morena y otros partidos, es la ineficiente labor que realiza la Guardia Nacional, ya que, pese al gran despliegue en diversas partes del país, su impacto es nulo. No es efectiva y muchos de sus integrantes son exagentes de la más corrupta corporación que existió en México.

La Guardia Nacional fue creada para reemplazar a la Policía Federal en 2019, que había estado en funciones durante 90 años, se extinguió por decreto del presidente Andrés Manuel López Obrador el 31 de diciembre de 2019.

La Guardia Nacional está conformada por expolicías federales y policías navales y militares. Aunque inicialmente estuvo adscrita a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, en 2023, la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional su transferencia a la Secretaría de la Defensa Nacional.

Investigaciones periodísticas demuestras que, a cinco años de su creación su efectividad ha sido poco contundente, lo que facilitó el crecimiento principalmente de diez delitos a nivel nacional.

Los delitos analizados pertenecen al fuero común como son el homicidio doloso, femenicidio, violación sexual, narcomenudeo, robo a transportistas, extorsión, secuestro, robo de vehículo, trata de personas y delitos del medio ambiente.

Desde su inicio, la GN ha manejado un presupuesto de 170 mil millones de pesos, cuenta con más de 130 mil elementos y 395 distribuidas en todo el país.

En Michoacán se tienen instalaciones completas en 22 unidades territoriales y están en proceso de construcción 11 más. En total la entidad contará con 33 cuarteles. En la actualidad hay cinco mil 225 elementos de la Guardia Nacional en Michoacán.

Las investigaciones periodísticas arrojan información sobre su manera de actuar, ya que la Guardia Nacional se confronta poco con los grupos criminales, no está dedicada al combate sino a la disuasión, proteger a la población, vigilar carreteras y mostrar fuerza.

Y López Obrador le ha apostado todo a la Guardia Nacional, colocó a militares a su mando y en sus tropas, sin embargo, los datos nos demuestran que pese a sus acciones y presencia nacional, no se manifiesta un cambio significativo en favor de la seguridad pública.

Una de las razones de su fracaso es que no existe claridad el rol propio que la GN debe cumplir, que en gran medida funciona para suplir a las policías estatales. Además de que muchos de sus elementos han sido acusados de violar los derechos humanos y de su presunta colusión con células delincuenciales.

- Advertisement -spot_imgspot_img
Noticias Recientes
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí