17.7 C
Morelia
jueves, junio 20, 2024

EDUCACIÓN Y PENSAMIENTO CRÍTICO

Muchos de los problemas que nos aquejan actualmente en nuestro país se resolverían seguramente si nuestro sistema educativo fuera más eficiente porque ahí está la raíz de casi todo si entendemos que se trata de un proceso que tiene una gran utilidad para definir un pensamiento crítico.

El 15 de mayo es la fecha de celebración del Día del Maestro, una efeméride que representa nostalgia, nos lleva a la niñez, principalmente, para reconocer a quienes inciden en la formación de las generaciones para conducirles por los caminos de la ciencia, las humanidades y valores, éstos últimos de una gran importancia en tiempo presente por la situación que vivimos en México en donde galopa la inseguridad con el jinete de la impunidad. Ocupamos de la docencia verdadera, aquella que siembra el pensamiento crítico y nos involucra en la filosofía.

Ignacio Manuel Altamirano, maestro de maestros, habló de la importancia de los docentes como preceptores de ciudadanos, la aportación de quienes bregan en la docencia es definitiva para facilitar la ruta de la superación y aspirar a otros modelos de desarrollo. A partir de la educación y los valores es también como se afianza un modelo que tenga a la democracia al centro de nuestras decisiones.

En algunos niveles educativos es imprescindible la enseñanza de la ética, el civismo y el forje de un pensamiento crítico que resulta un elemento que funciona para estar despiertos y alejados del fanatismo que propicia la manipulación para elevar los costos sociales. En la actualidad observamos como se ha desatado la bestia del fanatismo para anular el verdadero debate que empobrece a la democracia. Falta más educación de calidad.

 La historia de la educación en México tiene diversas aristas, en la etapa posrevolucionaria se ubican los primeros signos de una tarea institucional de gran calado a través de un destacado filósofo y pedagogo como lo fue en su versión del titular del área educativa José Vasconcelos quien fundó la Secretaría de Educación Pública en el gobierno de Álvaro Obregón a quien llamaban el Aquiles de la revolución.

El 15 de mayo es una fecha para la reflexión, los docentes desempeñan una clara mediación entre la niñez y el conocimiento, en el lapso de la educación básica se descubren los nuevos signos que sugieren futuro, nos referimos a las letras y números que ulteriormente son un poderoso activo, que amplían la visión del mundo.

Los gobiernos posrevolucionarios pusieron el acento en la educación pública, laica, gratuita y obligatoria; algunos gobernantes no concluyeron la primaria pero tenían una visión de estadistas, no presumían posgrados pero si contaban con un fecundo sentido común.

Muchos maestros saben que la ignorancia es la peor de las mentiras y que es imperativo sacar del oscurantismo a los pueblos, para evitar que haya especuladores que exploten la vulnerabilidad que puede transformarse en algo peor, es decir en la barbarie.

Recuerdo a mi padre el profesor Teodoro Barajas Jiménez y su praxis en el magisterio, su influencia en todo tiempo resulta motivante en vida de quien esto escribe, porque fue un incentivo aleccionador para indagar más en múltiples temas que son parte de nuestra realidad.

 

 

- Advertisement -spot_imgspot_img
Noticias Recientes
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí