17.7 C
Morelia
jueves, junio 20, 2024

MORENA Y LA OPOSICIÓN

Claudia Sheinbaum arrasó en los comicios del 2 de junio, Morena confirma su hegemonía y la oposición está desdibujada, digamos que ya lo estaba, ahora se evidencia aún más su debilidad ante los resultados evidentes en donde los partidos opositores fueron derrotados con facilidad en la mayoría de los estados de nuestro país. Los números son fríos aunque verídicos.

El principal activo de Morena lo fue y es el presidente Andrés Manuel López Obrador, más allá de la polémica, polarización y los pleitos cotidianos la verdad es que a la oposición nada o casi nada le sale bien, incluso perdió territorios que anteriormente fueron bastiones como ocurrió en Yucatán.

Claudia Sheinbaum será la presidenta de México, la primera desde que se consumara la independencia en 1821, ello resulta no sola la novedad sino un valor agregado toda vez que venimos de un sistema patriarcal, los números de sufragios brindan la legitimidad porque la ventaja es contundente, incluso obtuvo más votos que el presidente López Obrador.

Llegará a gobernar un país en donde prevalece el encono, la polarización y conflictos que parecen interminables. México es la gran casa común, los gobiernos lo serán para toda la población sin distingos de ninguna índole, la diversidad es un baluarte de la democracia, el pensamiento único no cabe ahora ni nunca.

Sin duda la gran asignatura pendiente lo será el tema de la seguridad pública, el alto índice de homicidios dolosos ha resultado escalofriante en los últimos años, se ocupa de otras políticas públicas, regenerar el tejido social para que facilite la gobernabilidad y ello pueda impactar en otros rubros sensibles como el desarrollo económico.

La oposición está noqueada, la alianza PAN, PRI y PRD no reportó ganancias políticas como alguna vez lo imaginaron, los dirigentes de las citadas franquicias partidarias incrementan su ya dilatada colección de fracasos electorales, en aras del pragmatismo que les ayudara para ser al menos medianamente competitivos les desdibujó por completo.

Probablemente el PRD desaparecerá, vive de su pasado del que forman parte los principales liderazgos de Morena como el presidente Andrés Manuel López Obrador y la próxima presidenta Claudia Sheinbaum. El sol azteca hace años se desinfló, perdió consistencia, ya no digamos la institucionalidad porque ésta fue imposible ante el canibalismo de sus corrientes que no aportaban ideología pero si peleaban canonjías, curules y otros privilegios.

El Partido Acción Nacional con Marko Cortés suele perder, ha hilvanado una colección de tropiezos, aquella llamada brega de eternidad ya solo es una frase poética del panismo que se quedó huérfano de ideólogos, el último destacado como generador de ideas fue Carlos Castillo Peraza.

El Partido Revolucionario Institucional hace rato está en una severa crisis con su dirigente nacional Alejandro Moreno Cárdenas, la derrota es su mayor símbolo, aunque él ya aseguró su curul, al perder ganó.

Morena arrasó en las elecciones del 2 de junio, las encuestas, la inmensa mayoría siempre tuvieron a Claudia Sheinbaum a la cabeza aunque nunca se dimensionó que fuera a ganar hasta por treinta puntos de ventaja, fue en términos futboleros una goliza. La letra de una canción de Joan Manuel Serrat aplica para la oposición: nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio.

- Advertisement -spot_imgspot_img
Noticias Recientes
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí