14.7 C
Morelia
domingo, julio 21, 2024

PRD, EL OCASO

De ser hace algunos años el principal referente de la izquierda mexicana, en términos electorales, el Partido de la Revolución Democrática ha perdido el registro tras una magra cosecha de votos en los comicios del 2 de junio luego de sus alianzas fallidas con el Partido Acción Nacional y el Partido Revolucionario Institucional.
Las tribus al interior le restaron su precaria institucionalidad y una vez que Andrés Manuel López Obrador fundara Morena la base militante emigró al partido guinda, una inmensa mayoría, que dejó en precaria forma al PRD que se fue a un tobogán predecible y ahora ya no existe, apenas mantuvo registro local en trece entidades federativas tras la avalancha morenista que arrasó en la contienda electoral.
El PRD fue fundado el 5 de mayo de 1989 por el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, logró en su momento triunfos importantes en la Ciudad de México, Michoacán, Guerrero, Zacatecas y otras entidades, ahora ello es un recuerdo al evocar a las izquierdas mexicanas.
El PRD fue una derivación del histórico Frente Democrático Nacional que a su vez le antecedió la Corriente Crítica del PRI en los años ochenta, tiempos que en el tricolor avanzaban los cuadros tecnócratas encabezados por Carlos Salinas de Gortari para rebasar a los políticos tradicionales.
Una coalición de partidos respaldaría la candidatura de Cuauhtémoc Cárdenas en 1988, el PARM, PFCRN, PPS Y PMS, éste último había postulado originalmente a Heberto Castillo quien declinaría por Cárdenas. Justamente el Partido Mexicano Socialista cedería su registro para dar forma al PRD, tras los reclamos por el fraude electoral de aquel 6 de julio de 1988, no olvidemos que los comicios eran organizados por el gobierno de aquellos tiempos.
Al PRD le conformaron cuadros y agrupaciones disímbolas, ex priistas como Cárdenas Solórzano, Porfirio Muñoz Ledo e Ifigenia Martínez, también personalidades de las izquierdas como Heberto Castillo, ex guerrilleros, fue un bloque diverso lo cual le marcaría desde un inicio.
Actualmente el PRD representaba muy poco, en las alianzas con sus adversarios históricos apenas si pintó como una triste comparsa, como uno más y así lo han reflejado los resultados que no dejan lugar a dudas. El final llegó tras una decadencia obvia luego de un pasado que registrara triunfos importantes para incentivar al sistema de partidos y no dejar la mesa servida para un bipartidismo.
En las elecciones del 2 de junio Morena fue una maquinaria aplastante, ya lo ha reconocido la oposición, PRI, PAN y PRD fueron rechazados por una abrumadora mayoría, lo que debiera motivar una reflexión serena porque el futuro cercano luce desalentador, hay voces en el tricolor y en los panistas que exigen un cambio de fondo, de entrada la renuncia de sus dirigentes que representan un sonado fracaso.
El PRD obtuvo el 1.36 por ciento en la elección presidencial, 2.43 por ciento para diputados y 2.27 para el senado, apenas mantiene su registro local en 13 entidades federativas; como se puede observar un porcentaje muy lejos de lo que se logró en otros momentos como en 1997 que ganaba la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México con Cuauhtémoc Cárdenas.
En fin, el PRD escucha el Réquiem.
- Advertisement -spot_imgspot_img
Noticias Recientes
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí