- Advertisement -spot_img
febrero 27, 2024
18.5 C
Morelia
spot_img

LA CUENTA REGRESIVA PARA MICHOACÁN

veronica garcia

 

A partir de este lunes, inicia la cuenta regresiva para que el gobierno de Michoacán logre convenir con la administración que encabeza Andrés Manuel López Obrador la federalización de la nómina magisterial y se definan los términos en los que el Ejecutivo Federal asumiría el pago de 34 mil trabajadores de la educación estatales, lo que representaría una erogación de cerca de 8 mil 100 millones de pesos anuales, si se consideran poco más de 1 mil millones en bonos extraordinarios.

El compromiso presidencial fue público y reiterado en los tres eventos que encabezó en Michoacán 5 y 6 de abril, sin embargo la disposición que mostró a “federalizar el sistema educativo de Michoacán, sin problema” en el acto público de Zacapu, fue matizado al día siguiente en Uruapan y Morelia, donde consideró necesario un censo de los trabajadores de la educación, para dejar de pagar a los “aviadores”.

El gobernador Silvano Aureoles Conejo, consideró entonces que la federalización del impuesto a la nómina educativa salvaría al estado, ya que permitiría abatir un déficit de cerca de 5 mil millones de pesos y quedaría un margen presupuestal no sólo para realizar obra sino para pagar algunas deudas que tiene su administración.

Desde cualquier lógica, censar al magisterio michoacano representa una serie de dificultades logísticas y políticas que lo hacen prácticamente imposible, pero cuando el planteamiento viene del jefe del Ejecutivo Federal, debe existir la certeza de que el señalamiento se hizo con pleno conocimiento de lo que esto implicaría, el monto presupuestal y el tiempo que requeriría.

El cinco de mayo se cumplió exactamente un mes de que inició el proceso de federalización, con una serie de encuentros entre representantes del gobierno estatal y de la administración federal, que han permitido conciliar la información de los niveles de educación básica, media y superior.

Sin embargo, mientras las negociaciones no concluyan la incertidumbre priva en todos los sectores de la sociedad michoacana, incluidos los propios trabajadores de la educación, ya que de acuerdo al secretario estatal de Finanzas, Carlos Maldonado Mendoza, los recursos presupuestados para este año, serán suficientes únicamente para cubrir salario y prestaciones hasta la segunda quincena de mayo.

Para el funcionario, en caso de que el compromiso presidencial no se logre en tiempo, no se descarta la posibilidad de solicitar un crédito y para ello, el estado pondría sobre la mesa una calificación financiera estable (BBB+).

Pero la visión del mandatario michoacano es diferente, ya que para Aureoles Conejo, la prioridad es lograr la estabilidad financiera estatal y solicitar nuevo endeudamiento significaría un retroceso.

¿Qué le espera entonces a Michoacán si no se logra la federalización de la nómina magisterial? ¿Se concretará efectivamente el convenio federación-estado el 15 de junio como aseguró este fin de semana el gobernador Aureoles Conejo?

¿Usted qué opina estimado lector?

veritogamar@hotmail.com

- Advertisement -spot_imgspot_img
Noticias Recientes
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí