33.5 C
Morelia
martes, abril 16, 2024

LA IMPORTANCIA DE LA TRANSPARENCIA EN MICHOACÁN

veronica garciaLa designación de Adrián López Solís, como primer Fiscal General de Michoacán a cargo del Congreso del estado, ha dejado una nueva lección de la importancia que tiene la transparencia, sobre todo cuando a partidos políticos y gobiernos se refiere.

La votación de los legisladores para elegir a quien a partir de este lunes encabeza la Fiscalía General del estado no se dio abiertamente, en consecuencia, ni usted, ni yo, ni ningún otro ciudadano tendremos nunca certeza del sentido del voto de los diputados.

Cada uno de los 40 integrantes de la Septuagésima Cuarta Legislatura Local que acudió a la sesión dominical recibió tres tarjetas, cada una con el nombre de uno de los tres aspirantes a ocupar dicho cargo que fueron propuestos por el gobernador Silvano Aureoles Conejo, tras revisar la lista de 10 candidatos que aprobó el propio Congreso local, al considerarlos idóneos para el cargo.

Deberían depositar el nombre de quien consideraran la mejor opción en una urna de cristal. Salvo el legislador de Morena, Alfredo Ramírez Bedolla, quien abiertamente manifestó su respaldo a Guadalupe Morales Corona y su compañera de bancada Laura Granados Beltrán, que aseguró estar en contra de los tres propuestos, el resto de los legisladores dejaron a la imaginación el sentido de su voto. Como era de esperarse, la secrecía generó falta de certeza y desconfianza de los opositores.

Tras el recuento de cédulas Saúl Aguirre obtuvo un voto, María Guadalupe Morales nueve y López Solís 29 lo que generó extrañeza, ya que los votos de la Alianza por la Cuarta Transformación, es decir, 11 diputados de Morena, 4 del Partido del Trabajo y 3 experredistas, habría garantizado 18 votos en contra de López Solís, pero no fue así.

La lógica dicta que al menos tres diputados de Morena, PT y/o los tres independientes tendrían que haber votado a favor de López Solís, pero su compañera de bancada, Cristina Portillo Ayala, salió en su defensa y mostró las tarjetas firmadas por 10 diputados de este partido y tres ex perredistas con votos a favor de López Solís que no se depositaron en las urnas.

Ante las evidencias, tuvo que reconocer que Francisco de Jesús Cedillo, quien se reincorporó apenas el viernes a este partido luego de que en septiembre se sumó al PRD y luego solicitó licencia al cargo, había decidido votar por el ex secretario de Gobierno. Luego reconocieron su voto por López Solís, los cuatro diputados del Partido del Trabajo.

Junto con estos votos y los que emitieron los aliados, es decir, PRD, PRI, PAN, Partido Verde Ecologista, Movimiento Ciudadano y la ex morenista, Wilma Ramírez, Adrián López habría obtenido 26 votos, uno menos que los requeridos, pero finalmente obtuvo 29.

Los legisladores de Morena, defendieron que los votos a favor no surgieron de estas filas y argumentaron presuntas irregularidades en el proceso, a tal grado que anunciaron que solicitarán un estudio grafológico de las firmas que aparecen en las tarjetas y luego pedirán la reposición del proceso.

En fin, se antoja que aún resta un largo y complicado proceso legal… y me pregunto ¿era eso necesario? ¿No se habría evitado todo esto si los diputados hubieran votado de cara a la sociedad? ¿No tendrían que asumir las consecuencias de sus actos y evitar a toda costa las especulaciones sobre la toma de decisiones?

- Advertisement -spot_imgspot_img
Noticias Recientes
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí