18.5 C
Morelia
domingo, junio 23, 2024

CNDH: ¿ACTO DE FE?

Es muy difícil hacer compatibles la política y la moral

Sir Fracis Bacon (1561-1626) Filósofo británico

 

jaimelopezEste domingo murió en el hospital del IMSS de Charo, el policía estatal Pedro Cruz Morales. Él fue uno de los ocho efectivos que resultaron lesionados en un enfrentamiento en Arantepacua, municipio de Nahuatzen, en los primeros días de este mes, entre miembros de la Policía Estatal y habitantes de ese lugar.  

La muerte de éstos últimos, en el mismo sitio del enfrentamiento, ha desatado una justa indignación generalizada. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos atrajo el caso y visitadores de ella ya iniciaron la anterior semana sus pesquisas para emitir un juicio sobre lo que realmente pasó en Arantepacua. Concretamente, la CNDH delimitará si hubo o no uso exceso de la fuerza pública, cuando los efectivos de la Policía Estatal dispararon.

Según la Secretaría de Seguridad Pública, sus elementos respondieron a la agresión originada en la comunidad cuando ingresaban a ella, con la presunción de que miembros del crimen organizado enquistados ahí, hayan sido los que los agredieron. De acuerdo con los comuneros, nada de eso sucedió y sólo hubo un ataque directo de la Policía. Videos evidencian que sí hubo disparos desde la comunidad, aunque tampoco detallan más sobre el origen de los heridos de ninguna de las partes.

Con la muerte de los cuatro comuneros, parecía decantado que la CNDH se iría por lo “políticamente correcto”: exculpar a los comuneros y concluir que hubo exceso de fuerza de la Policía. Empero, la muerte de un policía este domingo “complica” esa investigación. Hay otros siete policías heridos, pero un muerto evidentemente agrava la situación.

Heridos y muertos de parte de comuneros y policías, prueban un cruento enfrentamiento. La clave para la CNDH será definir quién agredió a quién y, por ende, quién tuvo que repeler el ataque.

Sin embargo, es algo que hoy se antoja casi imposible, dado que los cuatro cuerpos de los comuneros fueron levantados por sus familiares y enterrados sin cumplir ningún protocolo pericial. El escenario fue absolutamente alterado. No hay acta ministerial alguna. ¿Con qué elementos investigarán los visitadores de la CNDH? De entrada, no parece haber nada concreto, sólo los dichos de policías y comuneros.

Todo apunta a que la conclusión de la CNDH será por testimonios y que por tanto su dictamen deberá ser aceptado sólo como un mero acto de fe de parte de la opinión pública. Veremos.

jaimelopezmartinez@hotmail.com twitter@jaimelopezmtz>

Noticias Recientes
spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí