21.5 C
Morelia
domingo, junio 16, 2024

EX GOBERNADORES CORRUPTOS

J MA. CARDONALa detención de Javier Duarte ex gobernador de Veracruz, así como de Tomas Yarrington son ejemplos de la máxima expresión de la corrupción en el país de acuerdo a las imputaciones que se le han hecho no solamente a ellos sino a los demás ex gobernadores que hoy enfrentan un proceso de investigación.

En este sentido desde el año 2000 los gobernadores se convirtieron en señores feudales que manejaron cuantiosos recursos a manos llenas sin rendir ninguna cuenta tan solo hay que citar en todo este periodo recibieron –del año 2000 a 2016-  aproximadamente el equivalente a 500 mil millones de dólares producto de la renta petrolera, sí, no es una equivocación fue esa cantidad que repartió el gobierno foxista y calderonista, además de lo que va del gobierno de Peña.

Pero esta cuantía de recursos no fue suficiente para muchos ex gobernadores hoy bajo investigación y que cuentan con el repudio y la indignación nacional, además de eso muchas de ellos se coludieron con el crimen organizado para lavar dinero, de nuevo según la PGR.

Alguna vez, Enrique Peña Nieto, dijo que los gobernadores priistas pertenecían a una nueva generación de políticos de los cuales se encontraba orgullo entre ellos Javier Duarte y Cesar Duarte respectivamente ex gobernadores de Veracruz y Chihuahua.

La deuda pública de los estados y los municipios como se sabe en estos años creció exponencialmente y que fue otra fuente financiera que utilizaron esos ex gobernadores para aumentar su patrimonio personal o para hacer extraordinarios negocios con la mafia de todos colores y sabores, caballeros templarios, los zetas, el cartel del golfo o al mismo Chapo Guzmán fueron socios distinguidos y protegidos de estos ex gobernadores hoy perseguidos por la justicia.

Pero lo más grave del asunto es que los estados donde gobernaron en la mayoría de los casos están en medio de la inseguridad y la violencia, donde se asesina a periodistas y los casos quedan cubiertos por la impunidad más absoluta y qué decir de los 30 mil desaparecidos y las fosas clandestinas  existentes en el país desde Guerrero a Veracruz, desde Sinaloa hasta Tamaulipas o lo que es Michoacán todavía.

Los infames ex gobernadores, algunos perseguidos todavía por la justicia que esta ciega, gozan de sus fortunas como el caso de Duarte que ya se le puede considerar como un símbolo nacional de la corrupción, “digno de seguir” por las nuevas generaciones.

Max Weber en su libro Los Políticos y Los Científicos, afirma que hay dos clases de políticos, unos los que viven de la política y otros que viven para la política; los primeros se enriquecen y los segundos le dejan su vida al bien común como principio filosófico de la política.

De esta manera, en el país hay que preguntar o buscar a los políticos que han vivido para la política porque los otros ya se conocen y son repudiados incluyendo al propio presidente Peña Nieto por aquello del escándalo de la Casa Blanca, pero no la de Washington.

De esta manera los valores nacionales se han cambiado, la política es la síntesis del escándalo, la lujuria del enriquecimiento de los ex gobernadores y sus amoríos profanos con el crimen organizado.    

La ética pública se encuentra en el basurero de la historia y las palabras de José María Morelos escritas en los Sentimiento de la Nación, donde afirma que la buena ley debe de procurar la moderación de la opulencia y la indigencia. Pero mientras tanto y lo más trágico del drama nacional es que Duarte y Padres y otros más todavía tendrá la oportunidad del beneficio de la justicia para poderse defender mientras el pueblo esta empobrecido, así es este país de ex gobernadores corruptos.  

- Advertisement -spot_imgspot_img
Noticias Recientes
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí